Jantour

Jantour

Bodega

Un santuario del vino

Un santuario del vino

Abadía Retuerta Le Domaine, de monasterio medieval a exclusivo hotel con el primer ‘Spa Sommelier’ del mundo

Arantza Furundarena
ARANTZA FURUNDARENA

A Dios rogando... Y con un vino brindando. Esta es en síntesis la filosofía entre mística y epicúrea que se respira en Abadía Retuerta Le Domaine, un hotel de cinco estrellas enclavado en un antiguo convento románico que se levanta pétreo e imponente sobre de un mar de viñas en plena Milla de Oro de la Ribera del Duero, cuna de algunas de las mejores bodegas del mundo. Con 26 años de vida y ubicada en el vallisoletano Sardón de Duero, la de Abadía Retuerta es una de ellas. Pero además de producir buenos caldos, sus propietarios han echado el resto en la restauración de una antigua abadía hasta convertirla en un exclusivo establecimiento, con restaurante de estrella Michelin y 30 habitaciones con vistas a las viñas, que no para de cosechar premios. El diario británico ‘The Telegraph’ lo incluyó el año pasado en la lista de ‘Los 50 mejores hoteles del mundo’.

Cuentan que durante la Reconquista, con el fin de asentar el cristianismo en tierras castellanas, el Conde de Castilla mandó edificar una red de conventos-fortaleza. El de Nuestra Señora Santa María de Retuerta se erigió en 1146. A los monjes se les concedió ‘terras et vineas’. Y fue el segundo abad quien decidió plantar las primeras cepas de variedades francesas traídas desde Borgoña.

Aquel monasterio es hoy un santuario dedicado al buen vivir y al mejor beber que cuenta con el primer ‘Spa Sommelier’ del mundo, donde un acompañante aconseja a los huéspedes sobre tratamientos termales y los guía en catas a ciegas, y con un servicio de mayordomos único en España. Acaba de celebrar su quinto aniversario. Enrique Valero, director general de la bodega y del hotel explica que el objetivo es «ofrecer una experiencia multidisciplinar de viaje, vino, gastronomía, ‘wellness’, naturaleza y cultura inédita en España, donde los clientes puedan disfrutar de lo mejor que la vida nos ofrece en un ambiente exclusivo e histórico».

Además de vinoteca, Le Domaine cuenta con El Refectorio, un templo gastronómico dedicado a santificar el producto local. Lo dirige el chef Marc Segarra, formado en el entorno del Mugaritz, bajo la personal filosofía de Andoni Luis Aduriz. «Aprendo de los pequeños productores locales y aprovecho los frutos que nos da la tierra para reforzar la experiencia gastronómica de los clientes», explica Segarra.

Actividades

Los dominios de Abadía Retuerta se extienden a lo largo de cuatro kilómetros del cauce del río Duero. De las 700 hectáreas que conforman la finca, 180 corresponden a las viñas y casi 500 son monte y bosque repoblados con variedades autóctonas. Fauna variada, árboles centenarios, lagunas y humedales y rutas dedicadas a la arquitectura románica y gótica son, junto con la gastronomía y la enología, los principales atractivos de la zona. El hotel además organiza múltiples actividades vinculadas tanto a la elaboración del vino como al disfrute del entorno. Entre ellas, un trayecto en cuatro por cuatro, e incluso en globo, para contemplar desde la cima más alta «el damero verde y pardo de los campos y la abadía de piedra surcando un mar de vides».

Temas

Vino

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos