Álava da la bienvenida a la temporada de fiestas estivales

Las celebraciones comienzan en pueblos como Arraia Maeztu o Laguardia, donde los ritos tradicionales predominan con figuras como el danzarin o el cachimorro

Cachimorro, danzarin típico de Laguardia. / El Correo./
Cachimorro, danzarin típico de Laguardia. / El Correo.

La temporada veraniega recibe las fiestas con los brazos abiertos. Álava, al igual que su vecina Bizkaia, consta de un sinfín de celebraciones por los numerosos pueblos que la conforman. El inicio se abre con las fiestas de Arraia Maeztu y Laguardia, dos de los pueblos más conocidos en esta comunidad.

Arraia Maeztu celebra sus fiestas en honor a San Adrián el día 16 de junio, y en honor a San Pedro el 29. Esta localidad se caracteriza por tener una riqueza cultural sin igual. Alberga decenas de casas con escudos de armas de diferentes familias y su iglesia, de estilo barroco, tiene en su reloj un curioso personaje, el Papamoscas. Sus celebraciones se caracterizan por ser muy alegres. El pueblo se llena de gente y las danzas y ritos tradicionales no faltan.

Laguardia celebra sus famosas fiestas del 23 al 29 de junio. Este municipio perteneciente a la Rioja alavesa cuenta con un patrimonio cultural llegado desde el neolítico. Rodeado de cuevas y enclaves, sus celebraciones se caracterizan por ser totalmente tradicionales. Sus bailes son lo más conocido de las fiestas, en los que destaca la figura del Cachimorro- jefe de los bailarines-, que lleva una peculiar vestimenta: un traje multicolor, gorro, cincho y polainas con cascabeles, lo que hace que este personaje nos recuerde a los típico bufones de la época medieval. Además, lleva un palo que tiene una piel de conejo en el extremo rellena de paja y dirige a los danzarines haciendo piruetas y cabriolas.

Fotos

Vídeos