Una víctima de los abusos de Epstein acusa al príncipe Andrés: «Él sabe lo que ha hecho»

Virginia Giuffre y el príncipe Andrés./E. C.
Virginia Giuffre y el príncipe Andrés. / E. C.

Virginia Giuffre vuelve a recordar las acusaciones contra el hijo de la reina Isabel II

AGENCIAS

El príncipe Andrés vuelve a estar en el punto de mira. Una de las víctimas de abusos sexuales por parte de Jeffrey Epstein recuerda las acusaciones contra el hijo de la reina Isabel II tras una audiencia extraordinaria de 16 mujeres por los presuntos abusos del multimillonario. «Él sabe exactamente lo que ha hecho y espero que lo aclare», ha insistido ante los medios de comunicación tras salir de la vista ante el juez Richard Berman, en Nueva York.

Virginia Giuffre, que hoy tiene 35 años, afirma que fue obligada por el magnate Jeffrey Epstein -que se suicidó el pasado 10 de agosto en su celda, donde llevaba recluido desde el 6 de julio- a mantener relaciones sexuales con Andrés de York cuando ella tenía 17 años. Giuffre ya había denunciado estos hechos anteriormente contra el príncipe, de quien en 2011 dijo que «sabía la verdad» de los abusos sexuales de su amigo Jeffrey Epstein a chicas menores de edad, y que por ello debía ser obligado a testificar sobre este caso.

El pasado sábado, Andrés de York emitió un comunicado en el que aseguraba que jamás «vio, fue testigo o sospechó de ningún tipo de comportamiento de la clase que consecuentemente llevó a ser arrestado y encarcelado«. »Su suicidio ha dejado muchas preguntas sin responder y yo me solidarizo con todos los afectados que quieran cerrar esta herida», añadía.

«Tenemos que llegar al fondo de todo esto», dijo Giuffre, que acusó de complicidad a Ghislaine Maxwell, una mujer de la alta sociedad británica y socia cercana de Epstein. La supuesta víctima subrayó que no dejará de «luchar»: «No me callaré hasta que esa gente responda ante la justicia».

«Jeffrey Epstein abusó sexualmente de mi durante años», aseguró en el tribunal Courtney Wild, según medios locales, durante una sesión en la que el fiscal Maureen Comen explicó que, a pesar del fallecimiento de Esptein, la investigación sobre los abusos continuará su camino. Según Comen, los nuevos eventos no impiden al Gobierno buscar la confiscación de los bienes del millonario y seguir trabajando para «encontrar justicia para las víctimas en este caso».

Ante el juez, Wild mostró su enojo y su tristeza por el suicidio de Epstein porque, según ella, con su muerte «no se ha hecho justicia» en este proceso. «Jeffrey Epstein nos robó, a mí y a todas las otras víctimas, nuestro día para confrontarlo una a una ante el tribunal y, por eso, es un cobarde», agregó.

Otras víctimas, varias de las cuales prefirieron no identificarse, expresaron su dolor y hablaron de las secuelas causadas por los abusos de Epstein, de 66 años, que había sido acusado de tráfico sexual y de haber explotado sexualmente a numerosas menores entre 2002 y 2005 en sus mansiones de Nueva York y Florida