La ministra de Defensa asegura que España no puede acoger más barcos como el 'Aquarius' por la crisis de las pateras

Inmigrantes apiñados en el 'Lifeline'/EFE
Inmigrantes apiñados en el 'Lifeline' / EFE

El navío 'Lifeline', con 239 emigrantes a bordo y al que Italia no ha permitido desembarcar, ha solicitado ayuda al Gobierno de Pedro Sánchez

ELCORREO.COM

El drama de la migración en el Mediterráneo tiene ahora un nuevo protagonista: el 'Lifeline', un barco con 239 emigrantes a bordo y que se encuentra en las inmediaciones de la isla de Malta, después de que Italia haya rechazado que llegue a sus costas. El caso es idéntico al del 'Aquarius', el navío a la deriva con 629 emigrantes a bordo y que el Gobierno de Pedro Sánchez aceptó que recalase en España como una de las primeras medidas de su Ejecutivo. Ahora sin embargo, la situación es distinta. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ya ha señalado que este barco no tiene muchas posibilidades de ser aceptado en los puertos españoles.

Según ha declarado hoy Margarita Robles, la respuesta a los problemas del 'Lifeline' «habrá que darla en el ámbito general de las políticas de la Unión Europea» y ha recordado que en los últimos días han cruzado el Estrecho más de 600 personas en patera. «Acogimos al 'Aquarius' porque era absolutamente imprescindible por una razón humanitaria y porque entendíamos que la UE tenía que ser consciente del problema y ya lo es», ha afirmado en declaraciones a los medios. Robles ha añadido que en este caso la embarcación alemana «difícilmente podría llegar a España», por lo que lo que ha hecho el Gobierno es «plantear este tema en ámbito de la UE».

Riesgo de zozobrar

Con más de 230 migrantes y refugiados a bordo, el barco 'MV Lifeline' está navegando en aguas internacionales en el mar Mediterráneo. La ONG que opera el navío ya ha enviado una solicitud al Gobierno español en el que le piden la posibilidad de que se acoja al barco o que se concedan visados humanitarios a los emigrantes. Esta posibilidad supondría que los emigrantes puedan desembarcar en Malta y desde allí viajar en avión a España. El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha respaldado a esta organización y ha pedido a Pedro Sánchez que permita al 'Lifeline' desembarcar en España. «Es hora de asumir la responsabilidad y el cumplimiento de la legislación internacional, así como el cumplimiento de los Derechos Humanos, garantizando vías legales y seguras de acceso a la UE», ha indicado.

El diputado alemán de los Verdes, Manuel Sarrazin, ha denunciado que en el interior del 'Lifeline', la «gente está apiñada». «Al parecer, el tiempo cambiará mañana. Si va a hacer mal tiempo, el barco corre peligro de zozobrar», ha subrayado el legislador alemán, quien visitó en la noche del domingo el barco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos