La CDU elige a la centrista Kramp-Karrenbauer para suceder a Merkel

Angela Merkel felicita a Annegret Kramp-Karrenbauer por su victoria en el congreso de la CDU, en Hamburgo. / Reuters

La hasta ahora secretaria general de la formación conservadora alemana logra el 51,7% de los votos y se convierte en la futura candidata del partido a la cancillería federal

JUAN CARLOS BARRENABerlín Corresponsal

Una mujer continuará liderando la Unión Cristianodemócrata Alemana (CDU). Annegret Kramp-Karrenbauer, AKK para su correligionarios, es la sucesora de Angela Merkel al frente de los conservadores germanos, que han necesitado dos vueltas en su congreso en Hamburgo para decidir quién es ya su nueva presidenta. AKK se ha impuesto ajustadamente a Friedrich Merz por 517 frente a 482 votos. El 51,7% frente al 48,2%.

Los pronósticos se cumplieron y la elección fue ajustadísima. AKK agradeció inmediatamente la confianza depositada en su persona y llamó a la unidad del partido al ser confirmada para suceder en el principal partido conservador germano a la que es considerada la mujer más poderosa del planeta. La hasta ahora secretaria general de la CDU se convierte también en futura candidata conservadora a la cancillería federal, cargo que Merkel tiene intención de abandonar cuando acabe la actual legislatura en 2021.

Horas antes de su designación, Merkel fue recibida con una ovación, con los 1.001 delegados de la CDU en pie. «Deseo que de este congreso salgamos bien armados, motivados y unidos. Estoy segura de que lo conseguiremos», dijo la mandataria en su intervención ante sus correligionarios. Muchos delegados le dieron la bienvenida con carteles en los que podía leerse «Danke, Chefin», «Gracias, jefa».

Pese a no haberse pronunciado en público, la favorita de Merkel era Annegret Kramp-Karrenbauer, que abandonó la jefatura del Estado federado del Sarre para convertirse en el pilar de la canciller en la formación conservadora y prepararse para su sucesión como presidenta de la CDU y en el liderazgo del Ejecutivo federal. Las bases también preferían a AKK como nueva jefa del partido ya que veían a Merz como un hombre falto de conocimientos profundos en muchos temas de candente actualidad política por sus largos años en la empresa privada.

El congreso de este viernes ha sido toda una novedad ya que históricamente los delegados de la CDU se han limitado confirmar la propuesta de un nuevo líder por su ejecutiva. Nunca hasta ahora habían tenido que elegir entre varios candidatos.

AKK, una 'MiniMerkel' con carácter propio

Annegret Kramp-Karrenbauer está tan acostumbrada a ser comparada con Angela Merkel que ya no le molesta ni tan siquiera que la llamen 'MiniMerkel'. Su condición de heredera política de la canciller alemana será imposible de erradicar a pesar de tener un carácter propio, incluso más temperamental que el de su antecesora en el liderazgo de los cristianodemócratas alemanes.

Afortunadamente los germanos son muy dados a las abreviaturas y hace tiempo que Annegret Kramp-Karrenbauer se convirtió en AKK. Los periodistas agradeceremos siempre su sentido del ahorro cada vez que tengamos que citarla en un título. Sin duda también sabremos valorar que no sea tan reservada como Merkel, que a lo largo de su prolongada carrera política ha dado muestras permanentes de su carácter espartano a la hora de ponerse delante de un micrófono. Sin duda, heredó de su padre, un pastor luterano, ese sufrido talante austero.

Tras 'reinar' en el länder de Sarre, AKK, a sus 56 años, llega a la cúspide de la política teutona tras un largo camino sobre el que ha caminado silenciosamente pese a a sus numerosos éxitos electorales. Casada con un ingeniero de minas que renunció a hacer carrera en beneficio de su esposa y madre de tres hijas, pertenece a la CDU desde los 19 años, aunque solo se 'profesionalizó' tras licenciarse en Derecho y Ciencias Políticas. Fue entonces cuando esta católica practicante ocupó altos cargos en el Gobierno regional de Sarre hasta que finalmente lo encabezó hace siete años.

 

Fotos

Vídeos