«Se irá una idiota, pero vendrá otro idiota»

Partidarios de un segundo referéndum sobre el 'brexit', concentrados ante el Parlamento británico./Reuters
Partidarios de un segundo referéndum sobre el 'brexit', concentrados ante el Parlamento británico. / Reuters

Los manifestantes 'antibrexit' que se concentran ante el Parlamento británico temen que la posible salida de Theresa May lleve al Gobierno a alguien más 'duro', como Boris Johnson

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOLondres

Ya sin la presencia de los partidarios del 'brexit', que el lunes hicieron acto de presencia por los aledaños del Parlamento británico, los 'remainers' han vuelto a ocupar en solitario un lugar que se ha convertido en el epicentro de la lucha contra la salida del Reino Unido de la Unión Europea. En este rincón, el tiempo pasa despacio para quienes se limitan a mostrar pancartas y gritar eslóganes contra el 'brexit'. Por eso, noticias como la posibilidad de que una moción de confianza acabe con el presente político de la primera ministra, Theresa May, se reciben con expectación, pero no con esperanza.

«Se va a ir una idiota, pero vendrá otro idiota», cuenta Lynne Hall mientras sostiene una bandera de la Unión Europea. «La moción de confianza contra May es una pérdida de tiempo y todo esto ocurre por culpa del caos que existe dentro de los 'tories'», continúa Hall, que explica que sus hijos están dispersos entre Denia, Mallorca y el sur de Francia. «¿Qué locura es esa de tener que viajar a verlos como si fuera extranjera sin derechos? Es un enorme sinsentido», continúa, antes de verle un único lado bueno al «desastre». «Si echan a May, puede que se necesite un periodo de transición más largo y cruzo los dedos para que en ese tiempo aparezca un genio de la lámpara que sea capaz de resolver este drama«.

A su lado, algo similar dice Monica Ayuffe. «Los 'brexiters' se piensan que vamos a volver a los tiempos del Imperio Británico, pero todos sabemos que eso es imposible». Pero entonces, ¿por qué ganó el referéndum el 'leave'? «Por la presión de la extrema derecha y de la prensa sensacionalista. Han publicado portadas llenas de mentiras y cuando se ha destapado que todo eran falsedades, no sólo no han pedido perdón, sino que han insistido con más mentiras. Así han conseguido que mucha gente vote desde el sentimiento y no desde la racionalidad«.

Anita Harris hace tiempo frente a Westminster leyendo el libro 'Heroic Failure' (Fracaso heroico), de la escritora Fintan O'Toole, que trata de dar luz al proceso del 'brexit'. «Todo es una guerra civil entre los conservadores que se está llevando por delante al país«, apunta Harris, que no cree que la salida de May sea necesariamente positiva para quienes reclaman otro referéndum. »Lo más probable es que gobierne alguien como Boris Johnson, que es peor. No soy demasiado optimista«, admite esta manifestante, que cree, sin embargo, que se está produciendo un vuelco en la opinión pública a favor de un segundo referéndum. »La gente se ha dado cuenta de que votó entre falsedades, que no se explicó bien lo que iba a ocurrir si dejamos la Unión Europea«, argumenta. Detrás de ella, otro manifestante 'antibrexit' sujeta una pancarta con un eslogan que ha hecho fortuna: »No votamos para ser más pobres«.

 

Fotos

Vídeos