La Fiscalía italiana investiga a la capitana del 'Sea-Watch 3' por tráfico de personas

Un barco turístico pasa por delanter del bardo de búsqueda y rescate Sea-Watch 3, que permanece bloqueado cerca de la isla de Lampedusa, Italia. / Reuters

Dos de los 42 migrantes que hay a bordo han sido evacuados por una «emergencia médica»

EUROPA PRESS

La Fiscalía de Italia ha abierto una investigación por presunta colaboración con el tráfico de personas contra la capitana del 'Sea-Watch 3', Carola Rackete, que el miércoles dio orden de entrar en aguas italianas para tratar de forzar el desembarco de los 42 migrantes que viajaban entonces a bordo -40 en la actualidad porque dos de ellos han sido evacuados por una «emergencia medica»-.

Fuentes de la Fiscalía de Agrigento (Sicilia) han confirmado la apertura de la investigación contra Reckete, aunque lo han atribuido a una formalidad, según el diario 'La Repubblica'. La ley migratoria actual contempla para casos como el suyo penas de hasta 15 años de prisión.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha insistido en que su Gobierno no autorizará el desembarco de los migrantes y ha apelado a la responsabilidad de otros países europeos, principalmente Alemania -sede de la ONG Sea Watch- y Países Bajos -país de bandera del barco.

«He escrito a mi compañero holandés y no me ha respondido, pero no quiero parecer idiota. Somos un gran país que no admite lecciones de nadie», ha afirmado Salvini en su cuenta de Twitter, desde la cual ha intensificado sus mensajes contra Sea Watch y contra Reckete. «Los miembros de la tripulación deben ser detenidos, punto», ha remachado.

La capitana del barco ha participado por videoconferencia en una rueda de prensa en la que ha apelado a la solidaridad para reclamar el desembarco de los 40 migrantes que siguen a bordo. Sin embargo, ha evitado responder directamente a las críticas de Salvini: «No he leído las declaraciones, no tengo tiempo. Tengo a 40 personas de las que encargarme».