UNIÓN EUROPEA

Cadena perpetua para el refugiado iraquí que violó y asesinó a una menor en Alemania

Cadena perpetua para el refugiado iraquí que violó y asesinó a una menor en Alemania

El autor fue detenido en la zona kurda de su país después de huir cuando era buscado por la Policía

ANJE RIBERA   

El refugiado iraquí que en la primavera del pasado año violó y asesinó a una adolescente alemana de 14 años ha sido condenado a cadena perpetua. Los jueces de un tribunal regional de Wiesbaden, en el oeste del país germano, han considerado que se trató de un crimen agravado, por lo cual la puesta en libertad anticipada de Alí B. después de quince años de prisión –como contempla la ley– será casi imposible en este caso.

La sentencia hecha pública hoy considera probado que el joven de 22 años –llegado desde Siria– abordó a la estudiante de secundaria en una zona boscosa del distrito de Wiesbaden, lugar donde abusó de ella y acabó con su vida. El cadáver fue encontrado en un hueco en el suelo cerca de unas vías férreas alrededor de dos semanas después de la desaparición de la menor.

Alí B. huyó de las autoridades, pero fue detenido días más tarde en la zona kurda del norte de Irak, desde donde se le extraditó. Los jueces siguieron la petición de la Fiscalía, que había acusado al iraquí de estrangular a su víctima para encubrir la violación.

El sospechoso admitió al principio del juicio que había matado a la joven, pero negó haberla violado y se disculpó con la madre de la joven en su última declaración ante el tribunal. En otro juicio, el iraquí debe responder por la violación de una niña de 11 años. Este proceso tiene lugar en la actualidad a puerta cerrada.

El asesinato de la adolescente reavivó el debate sobre la gestión de las solicitudes de asilo en Alemania, país al que en 2015, en plena ola migratoria, llegaron cerca de un millón de extranjeros, en su mayoría procedentes de Siria.