Bruselas busca reforzar la presión contra Maduro tras la expulsión de cuatro europarlamentarios

Esteban González Pons comenta la expulsión del domingo de un grupo de eurodiputados que viajaron a Venezuela./Efe
Esteban González Pons comenta la expulsión del domingo de un grupo de eurodiputados que viajaron a Venezuela. / Efe

Los ministros de Exteriores de España y Francia condenan la última actuación del Gobierno venezolano y sopesan con sus homólogos europeos suspender los contactos del grupo mediador

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYOBruselas Corresponsal

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea, reunidos esta mañana en Bruselas, estudian reforzar las medidas de presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro después de impedir el pasado domingo la entrada en el país a cinco europarlamentarios que habían sido invitados por Juan Guaidó. Una de las opciones que está sobre la mesa es suspender los contactos del grupo mediador de trabajo que se creó cuando estalló la crisis política en el país latinoamericano y que promueven una serie de reuniones con el Ejecutivo de Maduro. Esta misma semana un funcionario del departamento de Relaciones Exteriores que dirige Federica Mogherini, tiene previsto entrevistarse en Caracas con miembros del Gobierno bolivariano, que 21 países del club (encabezados por España, Alemania, Francia o Austria) han desacreditado tras reconocer como presidente legítimo a Guaidó.

Los cinco eurodiputados expulsados, según ha relatado esta mañana el popular Esteban González Pons, integrante de esa delegación, fueron arrestados a su llegada al aeropuerto venezolano, encerrados en una habitación (estuvieron acompañados por los embajadores de la UE, España y Países Bajos) y privados de sus pasaportes antes de ser embarcados en un avión que regresaba a España. Una decisión que ha recibido esta mañana enérgicos mensajes de condena de los ministros de España y Francia. Josep Borrell, tras relatar los intentos frustrados para que se permitiera el acceso al país de los representantes del Parlamento Europeo ha subrayado que «nosotros hubiéramos deseado que entraran y condenamos la actitud del Gobierno de Venezuela, del señor Maduro, Gobierno que como saben está puesto en cuestión, de no dejarles entrar».

En los mismos términos se ha expresado el responsable francés, Jean-Yves Le Drian. «Protestamos enérgicamente por las condiciones en las que han sido expulsados cinco diputados europeos que iban a preocuparse por el proceso democrático en Venezuela». Del Consejo de la UE de Asuntos Exteriores que se celebra en la capital comunitaria se espera una declaración de condena firme respaldada por un gran número de países. La incógnita reside en el tono y en si Estados miembros como Italia -que debido a las diferencias internas entre el partido de extrema derecha, la Liga, y el los populistas del Movimiento 5 Estrellas no ha reconocido a Guaidó-, lo acabarán rebajando.

Además de Gonzalez Pons, en la expedición figuraban Esther de Lange, vicepresidenta del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) y Paulo Rangel, también vicepresidente de este grupo. A ellos se sumaban José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, integrante de la comisión de Asuntos Exteriores del PE; Gabriel Mato Adrover; y Juan Salafranca, secretario general adjunto del grupo parlamentario PPE.

El 'puente' del diálogo

González Pons ha exigido esta mañana a los ministros de Exteriores que suspendan las actividades del grupo de contacto promovido por la UE para conseguir la celebración de elecciones presidenciales en el país en menos de dos meses. Este 'puente', que venían defendiendo países como España o Portugal, se incorporó a la declaración de condena aprobada por el Parlamento Europeo en enero. Un texto promovido inicialmente por el PPE que reconocía la legitimidad de Juan Guaidó y que salió adelante por una amplia mayoría de eurodiputados, entre ellos los socialistas, precisamente por incorporar esa fórmula de negociación paralela.

De igual modo, el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, ha denunciado esta mañana a través de su cuenta en Twitter la expulsión el domingo de un grupo de eurodiputados que viajaron a Venezuela y pidió al Consejo (países) de la Unión Europea que adopte medidas en respuesta a ese acto. «El régimen de Maduro impide que los eurodiputados hagan su trabajo. Una prueba más de que es un dictador. Espero que el Consejo de la UE adopte medidas de respuesta acordes con este nuevo atropello», ha subrayado.