Boris Johnson sustituirá a Theresa May como primer ministro de Reino Unido

Boris Johnson, tras ser nombrado líder del Partido Conservador. / Reuters

La ex primera ministra protagoniza un duro choque con el líder laborista Jeremy Corbyn durante el pleno

EL CORREOLondres

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, se ha sometido este miércoles a su última sesión de control en el Parlamento, antes de renunciar definitivamente al cargo para dar paso a Boris Johnson. La política británica ha protagonizando durante el pleno un duro choque con el líder laborista, Jeremy Corbyn, al que incluso ha animado a dimitir.

May ha sido recibida con vítores por parte de la bancada conservadora, una escena radicalmente distinta a las vividas meses atrás en el marco de sus tres tentativas para conseguir que sus señorías dieran luz verde al acuerdo del Brexit negociado por su Gobierno y la UE, cuando fue abucheada por algunos 'tories'.

La mandataria ha arrancado declarándose «encantada» de ceder la vara de mando a Johnson, su exministro de Exteriores. «Es un hombre con el que he trabajado en mi Gabinete», destacando que fue uno de los ministros que abogó por materializar el Brexit, principal objetivo del futuro Gobierno.

A este respecto, el diputado laborista Kevin Brennan ha preguntado a May si «podrá perdonar a su sucesor por sabotear su mandato solamente por ambición personal», ya que Johnson capitaneó un pequeño motín en el Gabinete contra el acuerdo del Brexit que llevó a su dimisión y a la de otros ministros.

May ha rehusado responder a la pregunta, limitándose a decir que Johnson «seguirá con las políticas que han mejorado la vida de tantas personas en todo el país», en alusión al historial de su Gobierno.

Corbyn también ha comenzado con palabras amables para May, de la que ha valorado su «sentido del deber público» y la «presión» que ha soportado. Sin embargo, ha cargado rápidamente, instando a la aún líder conservadora a aprovechar «esta época más relajada» para hacer oposición a Johnson, que ha prometido que el 31 de octubre habrá Brexit con o sin acuerdo. Ella ha respondido negando con la cabeza.

Además, ha incidido en la necesidad de convocar elecciones anticipadas, argumentando que Johnson no tiene un mandato electoral para apostar por el 'Brexit duro', tal y como planteó el martes nada más conocerse que el exministro de Exteriores y exalcalde de Londres sería el próximo primer ministro.

Corbyn ha preguntado directamente a May si no cree que haya que llamar de nuevo a las urnas. «No», le ha contestado ella. Aunque ambos son «personas muy diferentes» tienen «un compromiso con sus electores», ha continuado May. «Y como líder de un partido que ha aceptado que su tiempo se ha acabado, quizá es hora de que usted haga lo mismo ¿no cree?», le ha espetado.

El jefe de la oposición británica también ha hecho un repaso de los tres años de Gobierno de May, reprochándola que la pobreza infantil, de los pensionistas y de los trabajadores se ha disparado, además de que el número de personas sin hogar también ha aumentado. «Somos el quinto país más rico del mundo, está mal» que la gente duerma en la calle, ha argumentado. La primera ministra ha defendido la política social de su Ejecutivo, asegurando que ahora hay más niños en mejores colegios y más gente que consigue su primer trabajo, y ha señalado a Corbyn por «jugar a la política». «La política no va de intercambios en despachos» sino de mejorar la vida de los británicos, ha afirmado.

Relevo de Downing Street

Las encuestas estaban en lo cierto. El pleno ha finalizado con el nombramiento de Boris Johnson, favorito en la carrera por el liderazgo 'tory'. Ha conseguido un amplio respaldo de los afiliados de su partido y ha barrido a su rival, el ministro de Relaciones Exteriores Jeremy Hunt. Ni las meteduras de pata, ni los escándalos -la policía acudió a su casa alertada por los vecinos por una discusión a gritos entre Johnson y su novia- han podido con el exalcalde de Londres, que ha conseguido el respaldo de 92.153 votantes (frente a los 46.656 votos que ha recibido Hunt). Unos 160.000 afiliados conservadores estaban llamados a las urnas y finalmente la participación se ha situado en el 87,4%.

«¡Podemos lograrlo: podemos llevar a cabo el Brexit y lo haremos el 31 de octubre!», ha exclamado Johnson, tras conocerse su victoria en el centro de convenciones Queen Elizabeth II. «En la prensa he leído que ningún nuevo líder se ha enfrentado a las adversidades a las que deberá enfrentarse el próximo primer ministro británico. Pero hay que dejar de lado la negatividad, la ciudadanía confía en nosotros». Ciertamente, Johnson no lo tendrá fácil: deberá lidiar con la crisis en las relaciones con Irán y el Brexit, el talón de Aquiles que pudo con su predecesora, Theresa May.

El perfil

La primera ministra en funciones ya ha felicitado a su sucesor y le ha prometido su «total» apoyo. En un mensaje difundido en las redes sociales, la todavía 'premier' ha instado a Johnson a «trabajar juntos» para ejecutar un Brexit que «funcione para todo el Reino Unido» y mantener al líder laborista, Jeremy Corbyn, «fuera del Gobierno».

Renuncia del secretario de Estado

No todo han sido felicitaciones, durante la campaña Johnson dejó claro que cumplirá con la fecha del Brexit del 31 de octubre, un proceso que calificó de «a todo o nada», lo que ha hecho temer sobre la posibilidad de que el país salga de la UE sin pacto alguno. Esas declaraciones han preocupado a políticos dentro y fuera de su partido. De hecho, el secretario de Estado británico para Europa y las Américas y destacado 'tory', Alan Duncan, dejó este lunes su cargo ante la posibilidad de que Johnson se convierta en primer ministro.

El histriónico Johnson, que hace poco dio una rueda de prensa agitando un pez ante el público, pasará a ocupar mañana la residencia del número 10 de Downing Street. Antes de eso, May pronunciará allí su discurso de despedida y se presentará ante la reina Isabel II en Buckingham para presentar su renuncia. Su sucesor, deberá reunirse inmediatamente después con la monarca y se dirigirá a la residencia del primer ministro, donde empezará a nombrar a sus ministros.

Información relacionada