Acuerdo entre los 'anticasta' y la izquierda en Italia a falta de una votación digital

Luigi di Maio./REUTERS
Luigi di Maio. / REUTERS

Luigi di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas, renuncia a ser viceprimer ministro para desatascar la negociación con el Partido Democrático

DARÍO MENORCorresponsal. Roma

«¿Estás de acuerdo con que el Movimiento 5 Estrellas ponga en marcha un Gobierno junto al Partido Democrático, presidido por Giuseppe Conte?». A esta pregunta tendrán que responder este martes las más de 115.000 personas inscritas en Rousseau, la plataforma de internet que el partido 'anticasta' fundado por el cómico Beppe Grillo utiliza para consultar con sus bases las decisiones políticas más importantes. El referéndum 'online' constituye una de las últimas etapas necesarias para dar vida al nuevo Ejecutivo después de que parezca ya a punto de cerrarse el pacto con la formación de centroizquierda. El último empujón se lo dio este lunes el líder del M5E, Luigi di Maio, al aceptar la petición del PD de renunciar al cargo de viceprimer ministro. Grillo ya se lo había pedido en público antes.

La enorme popularidad de la que goza Conte entre los 'grillinos' hace que resulte difícil que se produzca un resultado negativo en la consulta, aunque existe un sector contrario al acuerdo. Tras el voto, el hombre al que el presidente de la República, Sergio Mattarella, encargó la semana pasada la formación del nuevo Ejecutivo, volverá a reunirse con el jefe del Estado para disolver la reserva con la que aceptó su petición. No quedará entonces más que cerrar la lista de ministros y presentarse al Parlamento para la moción de investidura, lo que podría tener lugar antes de que acabe esta semana.

Sin 'numero dos'

El último punto en el que el M5E y el PD parecían no terminar de ponerse de acuerdo era el cargo que ocuparía Di Maio, que ejerció como viceprimer ministro en la anterior coalición gubernamental con la Liga y que aspiraba a seguir en ese puesto. Este lunes tiró finalmente la toalla y aceptó la idea de la formación de centroizquierda, que propuso eliminar la figura del 'número dos' en el próximo Gabinete para acabar con la discusión.

Después de reunirse con las delegaciones de ambos partidos, Conte informó en un mensaje publicado en las redes sociales del buen punto en que se encuentran las negociaciones. «Tenemos una gran oportunidad para mejorar y cambiar Italia, para abrir una etapa reformadora», dijo, abriendo la puerta a que se sume a la naciente coalición la formación izquierdista Libres e Iguales. «No hacen falta superhéroes, sino un Gobierno fuerte y estable del que yo seré el primer responsable», comentó Conte.

Temas

Italia