Putin se salta el protocolo en el G-20 con un efusivo saludo al polémico príncipe heredero saudí

Mohamed bin Salmán y Vladímir Putin conversan entre risas en la cumbre del G-20, en Buenos Aires./Reuters
Mohamed bin Salmán y Vladímir Putin conversan entre risas en la cumbre del G-20, en Buenos Aires. / Reuters

El presidente ruso exhibe en Buenos Aires una absoluta sintonía con Bin Salmán, en el foco de la polémica por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi

Ivia Ugalde
IVIA UGALDE

Mientras buena parte de los líderes mundiales intenta mantener ciertas distancias, a Vladímir Putin le ha venido como anillo al dedo la cumbre del G-20 para exhibir su excelente relación con el príncipe saudí Mohamed bin Salmán. Hasta el punto de que el jefe del Kremlin no dudó en saltarse el protocolo este viernes en el arranque del encuentro en Buenos Aires para saludar con un efusivo choque de manos al heredero al trono en Riad, a pesar de que se encuentra en el centro de la polémica por su presunta implicación en el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi el pasado 2 de octubre.

El más que cálido saludo entre Putin y Bin Salmán ha quedado inmortalizado en un vídeo que no ha tardado en dar la vuelta al mundo y ha suscitado un sinnúmero de comentarios. Pero además, las muestras de excelente sintonía y entendimiento entre ambos han quedado igualmente captadas en numerosas fotografías en las que se les ve conversar entre risas, carcajadas y gestos de gran complicidad. Aunque con menor grado de entusiasmo, al príncipe heredero saudí también se le ha visto intercambiar saludos con el presidente estadounidense, Donald Trump, y con el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron.

Menos distendido se prevé que sea el encuentro de este viernes entre Bin Salmán y la primera ministra británica, Theresa May, que ha prometido ser «contundente» con él. La jefa del Gobierno de Reino Unido quiere sacar en claro hasta qué punto está vinculado con la muerte de Khashoggi, que fue torturado y descuartizado en el interior del Consulado saudí en Estambul por un equipo hombres perteneciente al círculo más cercano al príncipe heredero, según revelan dos audios en poder del Ejecutivo turco.