El presidente de Israel cree que el aviso de Alemania sobre la kipá es un retroceso ante el antisemitismo

Un hombre porta una kipá./EFE
Un hombre porta una kipá. / EFE

Rivlin considera que Berlín admite que los judíos «no están seguros en territorio alemán» cuando pide que no se lleve la pequeña gorra ritual

JERUSALÉNCOLPISA/AFP)

La recomendación que ha hecho Alemania a los judíos de no llevar la kipá en todo el país es una «capitulación ante el antisemitismo» y demuestra que los judíos allí no están seguros, consideró este domingo el presidente de Israel, Reuven Rivlin. «No puedo aconsejar a los judíos que lleven la kipá todo el tiempo en todas partes en Alemania» debido al aumento de los ataques contra ellos, declaró el sábado el comisario del Gobierno alemán contra el antisemitismo, Felix Klein, en una entrevista.

Rivlin dijo sentirse «sorprendido» por las declaraciones de Klein. El presidente israelí, aunque apreció «el compromiso del Gobierno alemán con la comunidad judía», acusó a Klein de ceder ante las personas que atacan a los judíos en Alemania. «Los temores sobre la seguridad de los judíos alemanes son una capitulación ante el antisemitismo y admiten una vez más que los judíos no están seguros en territorio alemán», continuó el presidente.

«Nunca nos someteremos, nunca bajaremos la guardia y nunca reaccionaremos al antisemitismo con derrotismo, y esperamos y demandamos a nuestros aliados que actúen de la misma forma», concluye Rivlin en un comunicado.

Los actos criminales de carácter antisemita aumentaron en un 20% en Alemania el año pasado, según las últimas cifras del ministerio del Interior. Cerca del 90% de estos delitos son atribuibles a la extrema derecha. Klein, cuyo puesto en el Gobierno de Angela Merkel fue creado a principios de 2018, también achacó la responsabilidad a «los canales árabes que retransmiten una imagen funesta de Israel y de los judíos» e influyen, según él, a los delincuentes.

Alemania, pese a las décadas de arrepentimiento por el Holocausto, no es una excepción en Europa donde han aumentado los ataques contra los judíos.