Notre Dame sobrevive a la lluvia gracias a las medidas de seguridad

Notre Dame vuelve a ser el centro de todas las miradas. Miradas atentas a la lluvia que podrían dañar aún mas la piedra ya húmeda y provocar incluso el colapso del edificio. Con estas lonas evitarán que el agua dañe la estructura y el interior de la catedral. Parisinos y turistas han querido ser testigos de este nuevo reto para Notre Dame. El plan del Gobierno es instalar una especie de paraguas gigante que proteja el edificio mientras se restaure. También se han instalado redes para que los desprendimientos no dañen los rosetones y sensores de movimiento en todo el edificio. Actuaciones que han sido aplaudidas por los curiosos que hoy han rodeado la catedral. Por el momento, ni el fuego ni el agua pueden con Notre Dame.-Redacción-