Las niñas ya no quieren ser princesas

Su nombre es Samantha Cristoforetti y es la primera mujer italiana en el espacio. Una mujer preparada y valiente que ha participado en misiones de larga duración y que tiene el récord femenino de permanencia en el espacio, 1.997 días. Una mujer que ha revolucionado los roles femeninos. Ahora, las niñas, quieren ser como ella. Y las casas de juguetes lo saben. Las niñas de ahora ya no sueñan con las medidas perfectas, y quieren convertirse en mujeres que cambien el mundo, sin límites.-Redacción-