Movilizaciones estudiantiles sin precedentes en medio mundo contra el cambio climático

Los viernes por el futuro abarrotan la capitales de medio mundo. Miles de jóvenes dan la batalla en las calles. Frente a las instituciones. Es su pulso contra la impasividad de los gobiernos por el acelerado calentamiento del planeta. Rotundo mensaje en las marchas de París: "en 2050 vosotros estaréis muertos", exhiben unos estudiantes en esta pancarta. Cambiar el sistema y no el clima. Esa es la premisa entre los universitarios que han rodeado el Coliseo de Roma. "¿Si no tenemos futuro, por qué deberíamos estudiar?", pregunta que perturba a los miles de adolescentes que se han movilizado en Berlín, desafiando a la lluvia. Londres y Bruselas no han sido menos. Con una impresionante marea de estudiantes que dicen que el cambio climático es peor que los deberes. Sonoro activismo en medio planeta; y detrás, Greta Thunberg. Su iniciativa de cambiar las aulas por las calles, cada viernes, se ha convertido en la punta de lanza de una lucha que ha traspasado continentes. Hasta la capital de la India ha llegado la estela de ésta niña sueca.  Huelgas que no cesarán, advierten, hasta que los Estados se tomen en serio que "no hay un planeta B".