El jurado ya delibera sobre el futuro de Pablo Ibar

El español Pablo Ibar de 46 años, lleva 24 en prisión y 16 de ellos en el corredor de la muerte. Está acusado de un triple asesinato que, dice, no cometió, podría conocer hoy su sentencia. En 1994 sitúan a Ibar en la escena del crimen. Un club en Florida donde asesinaron al dueño y dos bailarinas. Son las imágenes de las cámaras de seguridad, calificadas como borrosas y granuladas según un agente del FBI, una de las pruebas que presentó la fiscalía. A ellas unen el reconocimiento de un testigo que tiempo después admitió presiones policiales y un mínimo trazo de ADN de IBAR en las casi 150 huellas dactilares encontradas que la defensa atribuye a una posible contaminación. Con estas pruebas que hace 3 años el tribunal de Florida calificó de "irregulares e insuficientes", el jurado decidirá si lo dejan en libertad; le condenan a muerte o continúa en la cárcel. Es ya el cuarto juicio al que se enfrenta el español. Si el jurado no consigue unanimiadd en el veredicto el juicio se declarará nulo y volverán a repetirlo