Gibraltar rechaza la petición de EE UU para confiscar el petrolero iraní retenido desde julio

Gibraltar rechaza la petición de EE UU para confiscar el petrolero iraní retenido desde julio

El buque ya ha puesto rumbo a Grecia, aunque se mantiene la prohibición de que entregue el crudo a Siria

R.C.Madrid

El Gobierno de Gibraltar rechazó este domingo una solicitud de Estados Unidos para confiscar el petrolero iraní Grace 1, que ya ha abandonado sus aguas territoriales para dirigirse hacia el puerto griego de Kalamata tras haber cambiado su nombre por el de Adrian Darya-1 y el pabellón de Panamá por el de la república islámica. Las autoridades gibraltareñas se declararon «incapacitadas» para cumplir la orden de incautación dictada por Estados Unidos al entender que Washington actúa en virtud de las sanciones impuestas a las autoridades iraníes en el marco de la disputa entre ambos países, pero la retención del petrolero se había efectuado siguiendo la legislación europea.

«La autoridad central de Gibraltar está incapacitada para cumplir la orden solicitada, dadas las diferencias en la aplicación del régimen de sanciones que existe entre Estados Unidos y la Unión Europea», explicó en un comunicado.

Despejado el último obstáculo para la liberación definitiva del barco, el embajador iraní en Londres, Hamid Baeidineyad, anunció en su cuenta oficial de Twitter que se esperaba que iniciara su travesía durante la noche, como así pasó a las 23,00 horas. El Grace 1 fue retenido el pasado 4 de julio por las autoridades del Peñón acusado de transportar crudo a Siria, algo prohibido por las sanciones de la Unión Europea a Teherán. El comandante de la Marina iraní Hosein Janzadí, aseguró este domingo que están «preparados, si nos lo solicitan, para escoltar al petrolero» en su regreso a aguas de su país.

Por su parte, el comandante de la Armada de la Guardia Revolucionaria, Alireza Tangsirí, declaró que no hay relación entre la liberación del Grace 1 y el futuro del petrolero de bandera británica Stena Impero, capturado por este cuerpo militar de elite iraní el pasado 19 de julio en el estrecho de Ormuz.

Tangsirí precisó que la Organización de Puertos y Navegación y el sistema judicial de Irán son los que deben decidir sobre el caso del 'Stena Impero', acusado de infringir las normas de navegación, algo que Londres niega. En su momento Teherán propuso de forma indirecta un intercambio de barcos a Reino Unido.

Más información: