Una tercera mujer acusa al candidato al Supremo de abusos sexuales

Nancy Pelosi (centro) lidera un acto de apoyo a Christine Blasey Ford. /AFP
Nancy Pelosi (centro) lidera un acto de apoyo a Christine Blasey Ford. / AFP

Será un duelo que los republicanos pretenden saldar lo antes posible al convocar para el viernes la votación

MERCEDES GALLEGOCorresponsal en Nueva York (EE UU)

Christine Blasey Ford será este jueves la única mujer que testifique ante el Comité Judicial del Senado sobre la conducta del candidato a juez del Supremo que Trump ha designado, pero no estará sola. Al apoyo en la arena pública que le ha prestado Deborah Ramirez al hacer pública su experiencia de hace 35 años se sumó un día antes el de Julie Swetnick, quien dice haber sido víctima de una violación en grupo en la que participó Brett Kavanaugh.

Será un duelo que los republicanos pretenden saldar lo antes posible al convocar para el viernes la votación. A poco más de un mes de las elecciones legislativas, nadie quiere retratarse ante las votantes femeninas con un interrogatorio para la historia que deje constancia de sus actitudes en el año del #MeToo. Por eso, han seleccionado una mujer que les haga el trabajo sucio de interrogarla en cámara y la arrastre por el fango sin que se la pueda acusar de machista. Rachel Mitchell, una fiscal republicana de Arizona, está especializada en delitos sexuales.

Ford tiene su propio abogado, pero la tercera mujer en denunciar a Kavanaugh viene de la mano de Michael Avenatti, que representó a la actriz porno Stormy Daniels en su demanda contra el presidente para contar el affair que sostuvieron. Un tipo «de baja calaña», le acusó este miércoles el mandatario, que puede enfrentarse con él en las próximas elecciones. Hasta entonces quedan muchas batallas que ganar y pasan por Kavanaugh, que se declara inocente de todo, en una cita que pondrá a prueba la fuerza del #MeToo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos