'Florence' pierde fuerza tras cobrarse cinco vidas en Carolina del Norte

Un árbol derribado por la fuerza del viento. /Reuters
Un árbol derribado por la fuerza del viento. / Reuters

Entre los fallecidos hay una mujer y su hijo que murieron al caerles encima un árbol | Medio millón de personas están sin electricidad y comunidades enteras podrían ser barridas por el temporal

COLPISA/AFPWilmington (EE UU)

El huracán de categoría 1 'Florence', que tocó hoy tierra en Carolina del Norte (costa sureste de EEUU), continúa perdiendo fuerza, pero avanza lentamente dejando «catastrófica inundaciones de agua dulce» en distintos puntos. Ya se ha cobrado cinco vidas: Una mujer y su hijo fallecieron al caer un árbol sobre la casa, mientras que el padre fue trasladado a un hospital cercano, indicó la Policía de Wilmington. Otra de las víctimas mortales es un mujer que murió de un ataque al corazón al no poder llegar hasta ella el equipo de emergencias debido a los numerosos árboles que ocupaban las carreteras.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicó en su boletín de las 11.00 hora local (15.00 GMT) que y presenta vientos máximos sostenidos de 80 millas por hora (130 km/h), con un lento desplazamiento hacia el oeste-suroeste a 3 millas por hora (6 km/h). Se ubicaba a esa hora cerca del suroeste de la localidad de Wilmington (Carolina del Norte) y de Myrtle Beach (en Carolina del Sur).

Los datos suministrados por un radar Doppler de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EEUU indican que el ojo de 'Florence' «ha estado bamboleándose (en su avance) hacia el suroeste, cerca de la costa sureste de Carolina del Norte».

El huracán tocó tierra acompañado de intensas lluvias, inundaciones y marejada ciclónica y los niveles de agua siguen subiendo en sectores costeros de Carolina del Norte, donde ha desbordado ríos, inundado casas y obligado al rescate de centenares de personas atrapadas por el agua. De hecho, los meteorólogos del NHC subrayaron en el boletín que las intensas precipitaciones «producirán catastróficas inundaciones repentinas y desbordamiento del agua de los ríos».

Pese a que su furia fue menor de lo esperado para un huracán que llegó a ser hace dos días de categoría 4, el peligro radica principalmente en las inundaciones, tanto de agua dulce como salada. La situación podría agravarse cuando la marea alcance la pleamar y se sume a los hasta 3,3 metros de altura de la marea ciclónica que 'Florence' genera en la costa sureste del país.

Trayectoria del huracán 'Florence' durante los próximos cinco días.
Trayectoria del huracán 'Florence' durante los próximos cinco días. / Efe

'Florence', cuyos vientos huracanados se extienden hasta 130 kilómetros en torno a su ojo, se irá debilitando según vaya adentrándose en el país y para este sábado se espera que ya sea una tormenta tropical, y el domingo depresión tropical, debido a su choque con los montes Apalaches.

La peligrosa marejada ciclónica causará que áreas que son normalmente secas cerca de la costa «se inunden por un aumento del nivel» del mar, que podría alcanzar entre 7 y 11 pies (2,7 y 3,35 metros de altura) desde Cabo Fear (Carolina del Norte) a Cabo Lookout, incluidos Neuse, Pamlico, Pungo, resaltaron los meteorólogos. Las acumulaciones de agua previstas oscilan entre las 20 y las 35 pulgadas (63 y 88 centímetros) en la costa sureste de Carolina del Norte y noreste de Carolina del Sur.

Los servicios de emergencia luchan aún por rescatar a cientos de personas bloqueadas en sus casas y, según el comandante de la policía de New Bern, David Daniels, queda gente por recuperar. Dos equipos de rescate de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) estaban trabajando y otros mecanismos también fueron activados.

Las autoridades han advertido de que el temporal 'Florence' representará una «amenaza importante» hasta pasadas 24 a 36 horas. «Esto no es el final», dijo Jeff Byard, responsable de la Agencia federal para el manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). «Una amenaza importante persistirá durante las próximas 24 a 36 horas» en particular por el riesgo de fuertes lluvias, marejadas e inundaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos