Florida

Detienen al vigilante de seguridad que se negó a enfrentarse al autor de la matanza de Parkland

Scot Peterson era el agente ocupado de la seguridad del instituto.

Un individuo armado penetró en el instituto y mató a tiros a 17 personas sin que el guarda hiciera nada por impedirlo

ANJE RIBERA

Cuatro meses de investigación y de recopilación de pruebas han desembocado en la detención del exagente de policía a cargo de la seguridad de la escuela Marjory Stoneman Douglas, en la localidad estadounidense de Parkland, dentro del estado de Florida, donde murieron 17 personas, 14 de ellas estudiantes, en febrero de 2018 a manos de un individuo que entró armado con un rifle de asalto al centro y comenzó a disparar de forma indiscriminada.

Scot Peterson, como se llama el guarda contratado por la dirección para evitar precisamente este tipo de acciones, es acusado de once cargos –los principales son de negligencia infantil culpable y perjurio– porque durante la matanza, pese a estar armado, se negó a intervenir y enfrentarse a Nikolas Cruz, el autor de los asesinatos.

Así lo informó ayer el Departamento de Florida de Ejecución de la Ley (FDLE, por su sigla en inglés) en un comunicado firmado por el comisionado de FDLE, Rick Swearingen. Este funcionario policial asegura en el texto que no hay «excusa» para la «completa inacción» que demostró Peterson, lo que «sin duda costó vidas».

El sheriff del condado de Broward, Gregory Tony, indicó en el mismo documento que «nunca es demasiado tarde para la responsabilidad y la justicia» y que la actuación de Peterson durante la matanza «claramente justificaban la terminación de su empleo y los cargos penales».

Peterson era el agente encargado de la seguridad del instituto Marjory Stoneman Douglas y, según FDLE, la investigación muestra que se negó a investigar la fuente de los disparos, no intervino durante el tiroteo y además ordenó a otras autoridades que llegaron a la escena que permanecieran a distancia del edificio.

Durante la investigación, los agentes del FDLE entrevistaron a 184 testigos y revisaron numerosas horas de vídeo de las cámaras de seguridad de aquel 14 de febrero de 2018, cuando Cruz entró en su antiguo centro escolar armado con un rifle de asalto.

Peterson ha sido arrestado en la sede de la Oficina del Alguacil de Broward y ya se encuentra confinado en la cárcel principal del condado de Broward.

En diciembre de 2018, durante una vista del juicio contra Peterson tras la demanda interpuesta por la familia de Meadow Pollack, una de las víctimas mortales, su abogado defensor, Michael Piper, indicó que, «desde un punto de vista legal, no había ningún deber» para que el agente intentar detener a Cruz.

Tony además anunció el despido, también por «descuidar sus deberes» profesionales, del sargento Brian Miller, el primer agente que llegó a la escena del crimen. Según la investigación de una comisión estatal, Miller se personó a tiempo para escuchar tres o cuatro disparos, pero en lugar de tomar el mando de las operaciones se protegió detrás de su auto y no coordinó a sus compañeros al abstenerse de comunicarse por radio en los siguientes diez minutos tras su llegada.

«No podemos cumplir con nuestro compromiso de proteger siempre la seguridad de nuestra comunidad del Condado de Broward sin hacer una evaluación exhaustiva de lo que salió mal ese día», dijo Tony, quien aseguró que han mejorado su protocolo de respuesta ante un tiroteo.

Temas

Sucesos