Decenas de migrantes venezolanos viven en la miseria

La crisis humanitaria en Venezuela ha obligado a más de 3.7 millones de personas a huir de su país. Algunos se refugian en un pequeño pueblo brasileño fronterizo, en Paracaima. Allí, familias enteras viven en la miseria, no tienen trabajo ni dinero para emigrar hacia otra zona. Su única salida es rebuscar entre las bolsas de basura de un vertedero, donde buscan cartón, plástico y sobre todo comida para sobrevivir. Aseguran que viven en muy malas condiciones y que desearían volver a su país, Venezuela, algún día.