La comida rápida llega a la Casa Blanca en las recepciones oficiales

Donald Trump ha recibido al equipo ganador del campeonato nacional de fútbol americano universitario con una curiosa cena. Cientos de hamburguesas y patatas fritas de dos conocidos restaurantes de comida rápida que el presidente de Estados Unidos ha asegurado haber pagado de su bolsillo. Trump lo ha justificado porque no hay cocineros en la Casa Blanca debido al cierre de la Administración, que ha entrado en su cuarta semana.