Cánticos a los fallecidos, esqueletos gigantescos y hasta muertos resucitados

Los muertos resucitan por un día en Bolivia. Cantan a los difuntos en los cementerios o preparan pasteles para rezar a los que ya no están en la mesa. Guatemala ondea estas gigantescas cometas para que sus muertos no vaguen inquietos por sus calles.  También engalanan las tumbas y escriben sus plegarias en estas construcciones de papel conocidas como barriletes. Esqueletos gigantescos reciben a los turistas en la plaza principal de Ciudad de México. Las famosas katrinas se han convertido en todo un símbolo para el país. Aquí celebran que el inframundo despierta preparando enormes altares y celebrando también la continuidad de la vida.