Huawei saca pecho en medio de la tormenta

Huawei saca pecho en medio de la tormenta
REUTERS

La tecnológica china reconoce que le preocupan los ataques de Estados Unidos, pero se muestra confiada en alcanzar el liderato global

ZIGOR ALDAMACorresponsal. Shangái

Huawei no se arredra. En medio de la tormenta diplomática que ha desatado el arresto en Canadá de su vicepresidenta, Meng Wanzhou, la tecnológica china se mostró ayer confiada en lograr el liderazgo mundial del sector de las telecomunicaciones. No en vano, a pesar de los ataques que llegan desde Estados Unidos, país que acusa a la compañía de haber robado secretos empresariales y de haber violado las sanciones que impone de forma unilateral a Irán, el consejero delegado del negocio de Operadoras de Telefonía, Ryan Ding, subrayó que Huawei ya ha firmado 30 contratos -18 de ellos en Europa- para desplegar las nuevas redes 5G por el mundo.

En total, ha entregado ya más 25.000 estaciones de telecomunicaciones -las primeras ya se están instalando en Barcelona-, y ayer sacó pecho en Pekín presentando el Tiangang, el módem 5G más rápido y potente del mundo. No obstante, el consejero delegado de la división de Productos de Consumo, Richard Yu, reconoció su preocupación por la coyuntura actual.

Aunque se limitó a decir que confía en la justicia canadiense y que espera que el caso de Meng se resuelva lo antes posible, sí que tachó muchas de las informaciones que se refieren a Huawei como «rumores y 'fake news'», y criticó a los políticos extranjeros que están tratando de dañar a la empresa. «Es posible que todo esto tenga consecuencias a corto plazo, pero estamos convencidos de que vamos por el buen camino», respondió.

«Sin ideología»

Inquirido también por la preocupación por la seguridad de sus sistemas y las acusaciones de que al menos uno de sus empleados en Polonia estuvo involucrado en un caso de espionaje, Yu fue tajante al respecto: «Huawei nunca ha recibido órdenes del Gobierno chino para proporcionar datos de los usuarios. Y nunca haría algo que pudiese dañar a nuestros clientes». Visiblemente afectado por el asunto, Yu dejó el inglés con el que se dirigió a los periodistas extranjeros invitados al acto y disparó en chino.

«Lo que sí sabemos, porque lo contó Edward Snowden, es que gente como la canciller Angela Merkel sí que fue espiada por la NSA estadounidense. Nuestros productos no tienen ideología y no sirven a ningún gobierno. Aunque somos chinos, la nuestra es una empresa global con operaciones en 170 países y centros de I+D+i en todo el mundo». En cualquier caso, Yu reconoció que el de la superpotencia americana es un mercado vetado para Huawei. «Incluso sin Estados Unidos, terminaremos siendo número uno. Puede que no sea una persona muy humilde al decir esto, pero creo que lo lograremos este año. El que viene como tarde. Confiamos en continuar creciendo en Europa», apostilló.

Temas

Huawei