El Gobierno español «no respalda ningún golpe militar»

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, apuesta por la «celebración inmediata de las elecciones presidenciales»

EL CORREO

El Gobierno español ha llamado a evitar un derramamiento de sangre en Venezuela tras la puesta en libertad del opositor Leopoldo López por parte de un grupo armado y ha pedido elecciones presidenciales pacíficas. Este martes, el presidente encargado Juan Guaidó ha pedido junto a Leopoldo López, que ha sido liberado, que la ciudadanía salga a las calles en busca del «cese definitivo» de la «usurpación» del presidente Nicolás Maduro.

«Deseamos con todas nuestras fuerzas que no se produzca un derramamiento de sangre, apoyamos un proceso democrático pacífico y apostamos por la celebración inmediata de elecciones presidenciales», ha asegurado la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

Así, ha insistido en que la «solución» para Venezuela tiene que llegar mediante un movimiento democrático en el que se celebren unas elecciones, por lo que el Ejecutivo no respaldará «ningún golpe militar» en el país latinoamericano.

Sánchez recibe información

Según ha explicado, Pedro Sánchez está siguiendo la situación que se vive en Venezuela y recibiendo «continuamente» información. Aunque, Celaá ha admitido que no se sabe a esta hora el calado de la situación que se vive en Caracas. «No lo sabe casi nadie, cuánto de importante es la parte militar que está del lado de Guaidó», ha comentado.

La portavoz del Ejecutivo ha insistido en que fue positivo el reconocimiento de España de Guaidó como presidente de Venezuela, que se produjo el pasado mes de febrero conjuntamente con varios países de la UE.

Ha recalcado que, «sin ninguna duda», Guaidó «está legitimado» para llevar a cabo la transformación en Venezuela. «Representa la alternativa, eso ya política, social y humanamente es bastante», ha resumido.

Activa los cauces consulares

Igualmente, Celaá ha señalado que se han activado los cauces consulares de protección para la comunidad española que vive en el país sudamericano, que ha estimado en 177.255 ciudadanos. No obstante, ha dicho que «todavía no hay razones» para tomar una decisión radical sobre una posible evacuación de la colonia española en Venezuela.