Fallece el diputado que fue tiroteado en las cercanías del Congreso argentino

Fallece el diputado que fue tiroteado en las cercanías del Congreso argentino

Las fuerzas de seguridad argentinas han detenido a cuatro personas por su presunta vinculación con el tiroteo, que según las autoridades responde a motivos personales y no políticos

MARCELA VALENTEBuenos Aires

Cuatro días después de sufrir un ataque a balazos falleció el diputado argentino Héctor Olivares. El pasado jueves el legislador había sido víctima de un tiroteo cuando caminaba cerca del Congreso Nacional junto al funcionario Miguel Yadón. Yadón, que se cree era el blanco del asalto, murió en el acto. Pero Olivares había sobrevivido. Estuvo en estado crítico por una herida grave en el abdomen. Fue sometido a una intervención quirúrgica que debió ser suspendida porque su vida corría riesgo. Finalmente el domingo se produjo su deceso.

El presidente, Mauricio Macri, decretó dos días de duelo en el país por la muerte de Olivares, cuyos restos eran velados este lunes en el Congreso. Una cámara de seguridad registró el momento del ataque. Muestra que alguien dispara desde el interior de un vehículo, luego el conductor se baja por unos segundos, vuelve a subir al automóvil y el vehículo se aleja de la escena.

En base a esa prueba, la Policía detuvo a seis sospechosos. Creen que Yadón tenía un vínculo amoroso con la hija del conductor del automóvil desde el que se realizaron los disparos. Los involucrados niegan esa relación y los agentes tampoco pudo confirmarla. Lo que parece claro para los investigadores es que Olivares no era el objetivo del ataque sino que estaba en la línea de tiro.

María del Carmen Cano, la mujer de Juan Jesús Fernández, dueño del Volkswagen desde el que se disparó a Yadón y a Olivares, aseguró este lunes que su marido, al que apodan 'Mohamed' y 'El gitano', es «incapaz de hacer algo malo». Cano afirmó que su esposo «se equivocó en salir ese día con los amigos». «No sabía lo que hacía, él no mató a nadie, simplemente se asustó y por eso no ayudó al señor», añadió.