Cámaras de vigilancia sin necesidad de vigilante

La tecnología del proyecto DONDE es capaz de analizar en tiempo real las imágenes de las videocámaras, detectar situaciones anómalas y dar la voz de alarma

REDACCIÓNMADRID
Una cámara de vigilancia. / Archivo/
Una cámara de vigilancia. / Archivo

Investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y de las empresas Abertis y Solusoft han desarrollado un sistema inteligente de vigilancia que promete revolucionar ámbitos como la seguridad civil o vial. A diferencia de los sistemas actuales, que requieren de un vigilante humano que dé la voz de alarma si algo ocurre, la tecnología del proyecto DONDE es capaz de analizar en tiempo real las imágenes de las videocámaras, detectar situaciones anómalas y alertar a los agentes de seguridad más cercanos en casos de urgencia, como por ejemplo, la presencia de un vehículo que circula por una vía en sentido contrario.

Este proyecto de I+D+i, parcialmente financiado por el Plan Avanza 2 del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, combina técnicas de visión artificial con geolocalización. Según Antonio Berlanga, del Grupo de Inteligencia Artificial Aplicada (GIAA) de la UC3M, a través de las cámaras de tráfico, se puede detectar de forma automática la presencia de un conductor que circula en dirección prohibida, reconocer el peligro, posicionarlo, indicar qué agente de seguridad podría atender esta situación de manera más rápida y alertar a los conductores cercanos, lo que permitiría acortar los tiempos de reacción y actuación en caso de emergencia.

Además, el sistema añade una nueva funcionalidad. Ya no es sólo la cámara la que está atenta, sino que cualquier ciudadano provisto de un smartphone puede fotografiar, por ejemplo, una alcantarilla abierta o una cornisa en mal estado y alertar al segundo. Incluimos al ciudadano en un concepto de 360 grados, porque el usuario ya no es un mero receptor de información, sino que también puede generarla, dice Sergio Alcalde, director de I+D+i de Solusoft.

Otra de las ventajas de esta nueva tecnología es el coste, ya que no sería necesario instalar nuevas cámaras o sensores para integrarlas en este sistema. Ante la cantidad de imágenes que se han de visualizar en centros de control, es bueno contar con una herramienta que te ponga en primer plano las imágenes de aquellos puntos donde el sistema inteligente ya haya percibido que puede estar pasando algo, explica Berlanga.

Fotos

Vídeos