Rupérez se convierte en el tercer jarrero que dirige el Centro Riojano en Madrid

José Antonio Rupérez introduce su voto en la urna durante las elecciones a la presidencia del Centro Riojano en Madrid./ E. C.
José Antonio Rupérez introduce su voto en la urna durante las elecciones a la presidencia del Centro Riojano en Madrid. / E. C.

El candidato obtiene el respaldo de todos los socios que participaron en el proceso electoral; se vislumbra un impulso renovador en la casa regional en estos años

ROBERTO RIVERA

José Antonio Rupérez Caño se convierte, oficialmente, en el tercer jarrero que accede a la presidencia del Centro Riojano en Madrid. Y lo hace, además, con estadísticas que resultan cuando menos sorprendentes y al mismo tiempo insuperables, a la vista del saldo que resume el proceso electoral, culminado en la noche del jueves.

Todos, absolutamente todos los socios numerarios (riojanos o descendientes de riojanos) que emitieron su voto lo hicieron a favor del aspirante, elegido por lo tanto de forma unánime. Y con ello se abre una nueva etapa en la gestión de la casa regional que se asoma a la Calle Serrano desde que se fundara en el año 1901.

Pedro Pablo Buesa y Pisón, que desempeñó el cargo hasta el año 1903, fue el primer presidente de la institución y, al mismo tiempo, el primer nacido en Haro que accedía al cargo. Eugenio Mazón Verdejo, que lo hizo entre 1985 y 2003, el segundo. Rupérez inicia, pues, un mandato histórico que refrenda todo el trabajo desarrollado a lo largo de los últimos años, un periodo en el que ha impulsado la proyección internacional de los vinos de la Comunidad a través de diversas embajadas de países europeos en la capital del Reino y dentro del equipo directivo que tuvo como vicepresidente a otro jarrero con solera en la casa, Eduardo Paternina.

El recuento de los votos, marcado por la ausencia de sufragios negativos o en blanco, situó al candidato en un estado de «gran satisfaciónn personal», al entender que culminaba con éxito «el gran trabajo que se llevó a cabo durante el último mes» y que se otorgaba aprobación formal al programa electoral con el que se presentó ante los miembros de la casa regional en la capital del reino.

Queda claro, en consecuencia, que se abre «una nueva etapa». Y esa percepción parece concretarse en el diseño de actuaciones que tienen, por encima de cualquier otra consideración, una proyección internacional, sin poner en cuestión el respeto «absoluto» a los actos más institucionales de la entidad que seguirán manteniéndose en la programación del centro porque se consideran, por encima de todo, parte de la identidad que forja entre los originarios de la propia Comunidad riojana en la urbe madrileña.

Nada de ello impide, en todo caso, que en la agenda anual vayan a incluirse otro tipo de iniciativas y eventos que apuestan por la modernización del calendario anual, programando actividades que pretenden ser más dinámicas e innovadoras, propuestas con las que se apostará por el refuerzo del conocimiento de las muevas tecnologías, confirmó el ya presidente del Centro Riojano en Madrid.

Otras, explicó, tratarán de proyectar la percepción de su sede como un punto de promoción nacional para acontecimiento de rango internacional.

Premio Grammy Latino

La primera, vino a avanzar, sería la presentación del concierto de todo un Premio Grammy Latino, Ilan Chester, a mediados del mes de junio.

Todo, vino a explicar Rupérez antes de viajar a Praga para promocionar el nuevo concepto de cata que impulsa el Centro Riojano a nivel mundial para abrir mercado a los vinos de la región, pasa por otorgar «más trascendencia a lo regional, de manera que ese sentimiento adquiera proyección nacional e internacional sin perder en ningún caso la esencia de lo que somos como reflejo de nuestra tierra».

Su viaje a la República Checa no deja de ser, de suyo, sino la consecuencia lógica de todo el trabajo llevado a cabo en esa dirección.

Porque el Centro Riojano, dejó claro antes de pasar por la puerta de embarque en el aeropuerto Adolfo Suárez, no renuncia a su esencia de casa regional, pero trata al mismo tiempo de «abrir las puertas a todos aquellos que lo deseen», reconociendo la consideración especial que tienen los socios numerarios por tratarse de los riojanos, y descendientes de riojanos, que dieron vida al proyecto de Serrano.

Entre los nuevos miembros de la entidad aparece, de suyo, «una persona ilustre, el padre de Leopoldo López Gil», opositor venezolano que sigue en la cárcel por convertirse en el principal rival político de Nicolás Maduro.

 

Fotos

Vídeos