Un nuevo informe insta al desalojo de los vecinos del inmueble de Linares Rivas

Vista panorámica de la calle Linares Rivas de Haro, donde se encuentra el edificio cuyo estado recomienda su desalojo. / R. SOLANO
Vista panorámica de la calle Linares Rivas de Haro, donde se encuentra el edificio cuyo estado recomienda su desalojo. / R. SOLANO

Los arquitectos consideran que el edificio va a ser declarado en ruinas por el estado de pudrición y carcoma de su estructura

EL CORREO

Un informe arquitectónico es tajante respecto a la situación actual del inmueble ubicado en el número 2 de la calle Linares Rivas de Haro. Su estructura se encuentra severamente afectada por la pudrición de sus materiales y el efecto de la carcoma, lo que obliga al desalojo de sus inquilinos –varias decenas de personas– para evitar una tragedia.

Según ha podido saber EL CORREO, ese documento ya ha sido puesto en conocimiento de las autoridades municipales, si bien aún no ha pasado por la Comisión Informativa, un requisito imprescindible para que el Concejo decida cuándo y cómo actúa al respecto.

Cabe recordar –como relató en su momento este medio– que a finales de abril la empresa adjudicataria de los trabajos de rehabilitación del edificio detectó graves deficiencias estructurales en la cubierta, por lo que trasladó al Ayuntamiento un escrito en el que decretaba la inmediata paralización de los trabajos e instaba a acometer una exhaustiva inspección para poder garantizar la seguridad de los inquilinos.

Aquel documento identificaba la rotura de, al menos, dos cabios (vigas que discurren paralelas a la inclinación del tejado) en la techumbre del inmueble. Fueron dos de los obreros que actuaban sobre el edificio quienes alertaron a la dirección facultativa en el primer día de trabajo que una de las vigas se encontraba «totalmente podrida» y se había roto, provocando un agujero que los inquilinos cubrieron con un plástico negro para evitar la entrada de agua de lluvia.

Asimismo, el arquitecto responsable de los trabajos afirmó que «se observa que en el faldón revisado de la Travesía de Colón, por el que se han comenzado las obras, se encuentra semihundido en varias zonas», lo que resultó determinante para decretar la paralización inmediata de las actuaciones.

A la situación que se encontraron entonces los expertos hay que añadir el efecto que las persistentes lluvias caídas durante los últimos días hayan podido causar en la estructura del inmueble, al ser de madera y verse afectado por la carcoma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos