Haro, base operativa del CEIS

Haro fue el escenario de las celebraciones. /Maxi Ugalde
Haro fue el escenario de las celebraciones. / Maxi Ugalde

El parque jarrero acoge el acto central del Día de los Bomberos riojanos

ROBERTO RIVERA

Los bomberos pertenecientes al Consorcio de Extinción de Incencios, Salvamento y Protección Civil (CEIS)de La Rioja convierten Haro en su base central de operaciones por un día y celebran en el parque jarrero la festividad del cuerpo, con exhibición de medios, demostración de capacidad operativa en diferentes contextos de emergencia, ampliación formal de su dotación personal en el conjunto de la Comunidad y reconocimiento público de los méritos que concurren en muchos de sus efectivos, después de las actuaciones llevadas a cabo en el último curso.

Lo hicieron ayer, en presencia del presidente riojano, José Ignacio Ceniceros, y de sus más directos responsables, el consjero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, y de la directora general de Justicia e Interior, Cristina Maiso. Pero también de numerosos representantes de los municipios integrados en la entidad y ciudadanos que se sumaron a la convocatoria para trasladar a los funcionarios el sincero agradecimiento de la sociedad por toda su labor.

El desarrollo del acto se movió, por ello, entre la emotividad del arranque y la espectacularidad del cierre, por cuanto fue al final cuando una dotación se encargó de intervenir para sofocar un 'incendio' provocado previamente en las mismas instalaciones del centro de la capital riojalteña, elegida este año para la conmemoración de una jornada que se aplazó veinticuatro horas para no restar protagonismo al Día Internacional de la Mujer, con el que coincide en el calendario.

Para entonces, el mandatario regional ya había hecho explícita la consideración de su gabinete al papel que desempeñan, no sólo atajando fuegos en el entorno urbano o en los montes de la región, sino también rescatando a personas atrapadas como consecuencia de catástrofes naturales o accidentes de tráfico.

José Ignacio Ceniceros reconoció, en concreto, el trabajo llevado a cabo por los bomberos del Servicio de Extinción de Incendios, Salvamento y Protección Civil de La Rioja refiriéndose a ellos como «excelentes profesionales que velan por la seguridad de todos los riojanos», antes de recordar que, «gracias a su esfuerzo y dedicación, en La Rioja contamos con un servicio de extinción de incendios, salvamento y protección civil» que considera, apuntó, «de enorme calidad».

Fue el preámbulo de una intervención en la que felicitó a todos los bomberos de la Comunidad, la mayor parte de ellos presentes ayer en las instalaciones de la localidad jarrera, al conmemorarse la festividad de su patrón, San Juan de Dios, y al mismo tiempo el vigésimo aniversario de la constitución oficial del propio Consorcio, al que pertenecen las corporaciones locales, una de ellas la de Haro.

Entendía el presidente riojano que, en virtud de esa coincidencia, el de ayer era, por encima de todo, «un momento para la celebración y el reconocimiento». Y, reafirmándose en ese convencimiento, hizo alusión a la mejora continua que ha experimentado a lo largo de esas dos décadas el servicio «gracias al trabajo conjunto» de profesionales y administraciones, y de la enorme ampliación que ha registardo la cobertura territorial del mismo al haber se incorporado al CEIS la totalidad de los municipios riojanos. El consorcio, defendió en su exposición, dispone ahora de «más agilidad y eficacia en la respuesta, y de medios mucho mejores y más modernos».

Subrayó, por otra parte, la labor de sensibilización que se promueve desde la institución «para que todos los ciudadanos sepamos cómo actuar y cómo facilitar su intervención profesional», con carácter preventivo, y distinguió en última instancia a José Luis Izquierdo, bombero que ponía fin a «su excelente trayectoria en el servicio» y recibió de Ceniceros una placa, al igual que los siete profesionales que comienzan su andadura en el CEIS Rioja tras haber obtenido plaza en el proceso selectivo, antes de otorgar los diplomas correspondientes a las personas que han realizado el curso básico de capacitación como bombero-conductor de CEIS Rioja.