Flujo sanguíneo desde las aulas

Los escolares forman sobre el suelo, el lema de la campaña en la que trabajan, 'Dona vida'. /E. C.
Los escolares forman sobre el suelo, el lema de la campaña en la que trabajan, 'Dona vida'. / E. C.

Los alumnos de sexto curso del Colegio San Felices trasladan a la práctica lo aprendido sobre las donaciones

ROBERTO RIVERA

En las aulas del Colegio San Felices, el flujo sanguíneo de los alumnos de sexto parece ir a contracorriente. Los chavales, que andan por los once años, se desmarcan abiertamente del modelo educativo que parece empeñado de un tiempo a esta parte en formar para trabajar, dejando por el camino las Humanidades que fomentaron durante siglos el espíritu crítico del individuo, como valor fundamental, y aportaron seña de identidad a las civilizaciones que crecieron desde la duda y la observación, tratando de encontrar respuesta a lo desconocido, además de atender órdenes.

Curiosa y providencial coincidencia.

A la clase le llegó su tutora, Maribel Pérez, con el temario de Ciencias y con ella el capítulo dedicado a las donaciones y trasplantes de órganos y plasma sanguíneo, cosas de las Ciencias Naturales que avanzan de un día para otro, casi sin darte cuenta. Y por medio se cruzó la celebración, reciente, del Día de la Paz, con mensajes que pellizcaban la piel y alumbraban, al mismo tiempo, todos los sentidos. También el de la incomprensión ante el horror que se siembra sin llegar a entender por qué, explicaba la profesora.

De tan oportuno cruce de conocimientos y reflexiones acabó tomando cuerpo un proyecto en el que se trabaja desde hace algunas semanas y que espera concretarse, de forma práctica, allá en el mes de marzo bajo el lema 'Dona sangre, dona vida' que se ha convertido en el objetivo priotitario de la tropa. Todo ello desde la convicción de que, además de estudiar para trabajar, parece fundamental aprender para saber, entender, formarse y crecer.

«El fin que se persigue es concienciar a los alumnos y a los adultos sobre la necesidad de donar sangre», explicaba la tutora del centro docente de Avenida de La Rioja. Y todas las actividades que pretenden llevar a cabo los chavales, y en cuya definición trabajan sin descanso, están concebidas para despertar la sensibilidad de la sociedad en la que se mueven para que se implique en esta apuesta y el bombeo de su músculo cardiaco sea imparable.

Los primeros borbotones empiezan a fluir ya por los vasos sanguíneos que conocen con nombre y apellido, y sitúan incluso en cada uno de sus circuitos, desde hace algún tiempo, para responder con nota cuando llegue el momento de someterse a examen.

Y parte de ellos han llegado a la dirección del Banco de Sangre de La Rioja que está al corriente de la inicitiva de los escolares jarreros y se ha comprometido, desde el primer momento, a dinamizarlo.

Pero habrá que esperar para saber con qué soprenden al personal. Porque, aunque se tiene constancia de que se desarrolla sobre diferentes ámbitos para lograr el mayor impacto posible (el artístico, el comunicativo, el sensorial, por ejemplo), el plan de acción será presentado formalmente por los propios promotores de la campaña y representantes de la institución a la que tratan de echar una mano.

«Se les planteó la posibilidad de investigar sobre el tema de las donaciones de sangre y órganos para desarrollar un proyecto de aprendizaje y enseguida se motivaron». Su corazón se mueve muy deprisa. Y en muy buena dirección.

 

Fotos

Vídeos