Ceu construye desde el universo de la Rioja Alta 'El café de mis resacas'

Imagen elegida para la promoción de su último trabajo musical./E. C.
Imagen elegida para la promoción de su último trabajo musical. / E. C.

Se trata del segundo trabajo en solitario del compositor, decidido a explorar emociones y formatos acústicos que resultan más directos

ROBERTO RIVERA

La vida impone giros imprevisibles que no conducen a un universo ni mejor ni peor, sino diferente. A veces llevan a mirar hacia la banda izquierda, desde donde se espera un centro impecable para dar con la diana. Y con ello se afronta ese proceso de evolución necesaria que invita a crecer, adaptándose a todo lo que va pasando por la vida y a todo lo que nos encontramos por delante, ponga como se ponga el resto del planeta.

Lo entiende ahora, mejor que nadie, Víctor Ceular, bajista de 'La Pesadilla de Freud', una de esas bandas que han crecido durante los últimos años sin respaldo de nada pero con toda la ilusión que puede llegar a imaginarse y que conduce a los cielos. En su caso tomando como base Miranda de Ebro. De ese músico rotundo y escénicamente visceral que aporta base rítmica con sus cuatro cuerdas a las composiciones rockeras de la formación burgalesa, al que ahora busca espacios en deconstrucción para encontrarse consigo mismo, no hay diferencia alguna.

Sigue siendo el mismo. Pero muestra un nuevo perfil que siempre ha formado parte de su esencia. Entre los grupos más 'heavys' de la historia musical se sabe de la composición de algunas de las mejores baladas. Ceu mira hacia dentro, de un tiempo a esta parte, sin que nadie acierte a saber por qué, pero exprime esa impresión y las enormes posibilidades de una versión más acústica de su producción que le presenta, en su segundo largo, como un compositor cargado de sensibilidad y emociones. Un compendio de esto y aquello. En perfecto equilibrio.

A fin de cuentas, recuerda el músico y compositor riojalteño, las emociones te llevan a la euforia y te invitan, al mismo tiempo, a tomar un té en el salón de casa.

Lo adelantó no hace mucho al dar forma a su primer disco en solitario, 'Ruinas y brumas', y vuelve a confirmarlo ahora con 'El café de mis resacas', una colección construida en el ámbito de Haro y la Rioja Alta con la estructura de cinco temas en el que recurre, como hiciera entonces, a colaboraciones especiales de referentes del 'rock' y del 'rock&roll' nacional como El Rizos o Pedro Fernández, uno de los componentes de La Fuga.

Detrás hay meses de trabajo en los que vuelve a demostrar su envidiable versatilidad. Compone, canta, interpreta con éste y otro instrumento, y la suma de todas las pistas cuadran, en última instancia, a la perfección.

El disco, explica tomando pausa después del arreón del último trimestre, empezó a tomar cuerpo allá en marzo y se proyecta ya a través de todas las plataformas musicales del país. Es la vía de distribución que vuelve a elegir 'Ceu' para dar a conocer al personal «cinco canciones en las que hablo del amor en todas sus vertientes, pero con un toque de madurez, tanto en lo musical como en las letras y melodías con respecto al anterior trabajo», advierte en este caso confirmando que 'El café de mis resacas' está disponible a través de los canales de Spotify, Apple Music, Google Play, Deezer y Amazon. Y en formato físico en edición limitada, pudiendo solicitarse el envío a través de los portales del compositor en las redes sociales.

«Hablo del amor en todas sus vertientes», deja clara desde el primer momento para facilitar la clave de interpretación de los mensajes que transmite en cada una de ellas.

Por ejemplo. 'El minutero' se convierte en el 'single' que sirve de presentación de este segundo disco. Y con él deja claro que apuesta por conciliar su personalidad musical con un 'rock' más reposado y menos estridente en el que adquiere especial relevancia el contenido de la letra. «En ocasiones recuerda a temas de Sidecars, Pereza, Quique González o Lagarto Amarillo», alineándose de esa manera con ese segmento 'popero' que se sumerge, muy de vez en cuando y cada día más, con el espectro 'indie'.

Es su valoración del caso. También la de sus familiares y amigos a los que considera, además, sus más próximos y mejores críticos, y por ello los responsables intelectuales de todo tipo de comparaciones que no dejan de evidenciar que 'Ceu' es, por encima de todo, un tipo singular y diferente. Incluso a la hora de exponer sus opiniones. «En cuanto tengo alguna canción preparada, la comparto con ellos. Con este último disco, mis amigos me vacilan comparándome con Fran Perea (se ríe de forma ostensible al decirlo). A mí no me molesta», plantea de partida. «Me hace gracia porque ¡ya me gustaría hacer alguna colaboración con él...! Algo se nos ocurriría», asegura al atender la entrevista en un tono evidentemente distendido.

Mientras tanto, insiste en la promoción de su trabajo, sin llegar a ser pesado en ningún caso. Lanzó 'El minutero' a través de YouTube editando un 'videoclip' grabado en Logroño, con la ayuda de Quique Alcalde y Manuel León, y cantando en plena Gran Vía de la capital para sorpresa de los transeúntes que llegaron a echar alguna moneda delante de él.

Ahí sí, al recordarlo, se parte de la risa, agradecido no obstante.

Sigue creciendo, en fin, Víctor Ceular, 'Ceu' para quienes conocen el mundillo de la música riojana y mirandesa, en la que se integra a día de hoy.

Empezó a dar sus primeros pasos en el 2004 dentro de la parrilla de 'A Mano Cambiada', formación que dijo adiós nueve años después, dejando entre el personal éxitos como 'De bar en bar' o 'Es el momento' que siguen latentes hoy en día en Haro.

Decidido a seguir en ruta, acabó integrándose en la banda Ansiedad, apenas se bajó del primer tren, aunque el recorrido del nuevo convoy fue más bien corto. Casi de cercanías. Entró en vía muerta dos años más tarde, tiempo suficiente para que sus miembros pusieran letra y música al nuevo himno del Haro Deportivo, presentándolo ante la afición, en directo y en El Mazo, durante la disputa de un partido de la Tercera riojana. Todo un hito que se recuerda cada domingo en el estadio blanquinegro, donde se repone cada vez que juega el club jarrero.

Hoy en día se siente en la gloria dentro de 'La Pesadilla de Freud', grupo con el que ha grabado ya dos discos de estudio, 'Despierta' y El Triángulo Perfecto'.