La Cofradía de la Vega convoca un año más el Concurso de Piropos a la patrona de Haro

Paty Alonso declama el poema con el que participó en el concurso durante la ofrenda de flores a la Virgen de la Vega en 2018./R. Solano
Paty Alonso declama el poema con el que participó en el concurso durante la ofrenda de flores a la Virgen de la Vega en 2018. / R. Solano

La organización opta por mantener las categorías y premios establecidos en las bases del certamen en ediciones precedentes

ROBWERTO RIVERA

La Cofradía de la Vega convoca un año más el Concurso de Piropos a la Virgen de la Vega y se sitúa, de esa manera, a tres ediciones de sus bodas de oro manteniendo las mismas categorías de las últimas ediciones y los mismos premios establecidos para cada una de ellas, y preservando paralelamente el accésit que reserva para el mejor de los poetas locales en la categoría de adultos, siempre y cuando no aparezca ninguno entre los galardonados.

Consecuentemente, las bases contemplan la entrega de 200 euros al autor mejor valorado por el jurado en el grupo restringido a los mayores de dieciocho años de edad, 100 para el segundo y 75 para el tercer clasificado, además del referido accésit, de ser necesaria su concesión. En el apartado juvenil, en el que serán valorados los poetas de entre 13 y 17 años, se anuncian premios de 90, 70 y 50 euros; y en el infantil, abierto a la participación de menores de entre 9 y 12 años, de 60, 40 y 20, como en el benjamín, donde se agrupa a los participantes de hasta 8 años.

Se prescinde, eso sí, de la obligatoriedad de entregar los trabajos por triplicado, «bastando con el envió de un solo original», gracias a la puesta en marcha de nuevos modelos de comunicación entre los miembros del tribunal. Y siguen vigentes, al mismo tiempo, los mismos puntos de años precedentes.

Las composiciones poéticas no deberán superar, por lo tanto, los catorce versos, y deberán ser remitidas a la institución religiosa (Concurso de Piropos, Cofradía Virgen de la Vega, Apartado de correos 184, 26200 Haro, La Rioja), recurriendo al sistema de plica. Es decir. Los trabajos serán introducidos en un sobre, detallando el lema y el pseudónimo del autor en cada uno de ellos, junto a un sobre más pequeño que será identificado con estos mismos elementos y en cuyo interior se encontrarán los datos personales de su creador.

El plazo concedido para cumplir con estos requisitos de inscripción concluirá el 5 de agosto, pudiendo efectuar el envío de los poemas por correo postal o utilizar el correo electrónico, en cuyo caso deberán ser remitidos a la dirección 'piropos@virgendelavega.org', detallando en el asunto del mismo su destino (Concurso de piropos Virgen de la Vega, participante) y en el cuerpo, el lema o seudónimo del escritor que lo remite, especificando su edad y la categoría en la que se inscribe.

Deberán adjuntarse, de optar por esta vía, dos documentos. En programa de edición y bajo el lema elegido, los trabajos con los que participa en el certamen literario; en el segundo, los datos del autor.

Condiciones de formato

Se insiste, por lo demás, en que «se aceptarán trabajos en castellano, en verso o prosa». Pero se recuerda que, de exceder los catorce versos, podrían ser descalificados y se advierte, al mimso tiempo, que deberán ser creaciones «originales» que «harán referencia a nuestra madre la Virgen de la Vega en tono laudatorio, valorándose el carácter popular y espontáneo de las mismas».

Cada concursante podrá presentar, bajo el mismo lema y plica, cuantas composiciones desee, aunque el jurado se reserva la posibilidad de premiar uno solo de ellos y de otorgar el galardón de mayor valor, «si abiertas las plicas un mismo autor, éste consiguiera más de un premio», adjudicando el resto de los galardones a los trabajos mejor puntuados inmediatamente, «siempre que la comisión organizadora los considere suficientemente meritorios.

Los trabajos premiados pasarán a ser propiedad de la Cofradía de la Vega, mientras que el resto quedará a disposición de sus autores, que dispondrán de seis meses, desde la publicación de los resultados, para retirarlos u ordenar su destrucción».