Clássica llena de música la Rioja Alta

Música de Mozart para viola y violín junto al Monumento a la Batalla del Vino. /R. Solano
Música de Mozart para viola y violín junto al Monumento a la Batalla del Vino. / R. Solano

La Fonte abre el ciclo que recuerda emocionado a sor Imelda, la priora del Monasterio de la Piedad que acoge el festival

ROBERTO RIVERA

Casalarreina empieza a sonar desde la caja de resonancia en que se ha convertido, desde que se apagara la cita de Sajazarra, el Monasterio de la Piedad. El Festival Clássica arrancó en la noche del viernes, tras el acto de apertura en el que Félix Caperos agradeció, en calidad de alcalde, la asistencia y el apoyo de público, así como de quienes hacen posible el desarrollo del evento, a todos los niveles.

Fue una intervención cargada de emotividad en la que el regidor expresó el agradecimiento del Consistorio a la comunidad de dominicas por su decidida participación en el encuentro, poniendo a disposición de sus organizadores la iglesia del convento donde se celebra. Y recordando, sobre todo, a sor Imelda, priora del complejo monacal donde permaneció durante cerca de cincuenta años y que falleció días atrás.

Sus compañeras, muchas de ellas monjas procedentes de Madagascar, Kenia y otros países sudamericanos, escucharon la intervención de Caperos desde la clausura y asistieron al primero de los conciertos que se anuncian en el ciclo, junto a los cuatrocientos espectadores que cubrieron el aforo del templo.

Lleno absoluto, por lo tanto, en la intervención de La Fonte Música, un grupo que, según apuntaba Rubén Pérez Iracheta, director de festival riojalteño, es considerado «uno de los mejores especialistas en música medieval» y cuya presencia en Casalarreina es considerada todo un logro por cuanto se trata de una de las formaciones más solicitadas en los los grandes eventos del Continente europeo.

Nada de ello impidió que los responsables de Clássica obtuvieran el visto bueno de sus componentes, a pesar de su abigarrada agenda, y pudiesen confirmar su incorporación al programa de esta nueva edición, anunciando su presencia en la inauguración de un calendario que concluirá el martes, día 20. Con un apunte que revela la enorme trascendencia de este hecho. «Se trata de la primera vez que, en su dilatada trayectoria, han actuado en España», a donde llegaron a través de la convocatoria de Casalarreina.

Las partituras que incluyeron en su programa «se centraron, fundamentalmente, en la música del Trecentto italiano, basando su interpretación en voces limpias que contaban con el respaldo instrumental de sonoridades puras. Y todo ello», remarcaba al cierre el máximo responsable técnico del programa, «magistralmente dirigido por Michele Pasotti».

Excepcional arranque, en fin, para un festival que ofrece muchos más alicientes a quienes se acerquen hasta el Monasterio de la Piedad.

Hoy, en concreto, actuará Lux Fundazio, «consorte de violas, con música de las capillas españolas del Renacimiento y del Barroco». Y mañana llega «uno de los platos fuertes de Clássica con la intervención de Camerata Iberia, dirigida por Juan Carlos de Mulder» y especializada en la interpretación de música religiosa de Claudio Monteverdi, apuntaba Pérez Iracheta.

«Esperamos que se pueda mantener la extraordinaria acogida del público en el inicio del Festival». Ése era el deseo que expresaba después de cerrar con nota alta la primera de estas cinco jornadas.