Carmen Aduna releva a Ríos al frente de la Cofradía de la Vega

En el centro, y en la segunda fila, Carmen Aduna, con los miembros de su junta de gobierno./ DONÉZAR
En el centro, y en la segunda fila, Carmen Aduna, con los miembros de su junta de gobierno. / DONÉZAR

El Rosario de Faroles recupera su recorrido original y contará con la presencia de faroles de las cofradías del Pilar,la Blanca y Altamira

Roberto Rivera
ROBERTO RIVERA

Carmen Aduna se pone al frente de la Cofradía de la Vega dando relevo, con el respaldo unánime de la asamblea, a Javier Ríos, dentro del clima de normalidad que acostumbra a acompañar el traspaso de poderes en una institución religiosa que sigue planteando todas sus actuaciones como un reto colectivo. La nueva mayordoma encara, de esa manera, un periodo de especial trascendencia para la entidad al centrar varias de sus actuaciones en la celebración del primer centenario de la salida del Rosario de Faroles de Cristal, una efemérides que parece perfectamente definida.

Entendiendo que esta procesión constituye «una manifestación de fe y devoción, y es además una fiesta de interés turístico y cultural de nuestra región», defendió en la sesión celebrada ayer su secretario, Javer Garrido, «en breve se realizará la presentación, en rueda de prensa, del nuevo misterio infantil» que estará formado por una carroza realizada en los últimos meses y dedicada al primer 'misterio gozoso' de La Encarnación, junto a un farol de 'padrenuestro', diez de 'avemarías' y otro de 'gloria', el secreto mejor guardado hasta la fecha por la cofradía de la patrona jarrera.

El quinto día de la novena se presentarán, además, la nueva bandera de la cofradía, que será bendecida por el obispo de la Diócesis riojana, y unas corbatas conmemorativas bordadas por monjas clarisas de Castildelences (Burgos). Y la procesión presentará curiosas novedades en esta histórica edición.

Se recupera el recorrido original que realizó en 1918; se contará con la presencia de tres faroles «invitados», uno de la Real Cofradía de la Virgen del Pilar de Zaragoza, otro de la Virgen Blanca de Vitoria y un tercero de la Cofradía de la Virgen de Altamira asentada en la capital alavesa, igualmente; y se realizará una recreación histórica con la presencia de cuatro personas que estarán caracterizadas con vestuario propio de 1918 y portarán faroles iluminados con velas, «volviendo así a los orígenes de la procesión».

Hay más. En colaboración con la Cofradía de San felices, al paso de la procesión por la Plaza de la Iglesia, la imagen de San Felices saldrá al pórtico de la Parroquia. Y en la Plaza de la paz, durante el canto del himno de la patrona, y gracias a la 'APP' «que estará disponible la última semana de este mes de agosto y aparecerá en los carteles y programas de fiestas», los asistentes podrán descargarse «un farol virtual» para participar activamente en el centenario y el canto de la partitura.