La Banda de Música espera respuesta del Concejo para dar un concierto en la Paz

Jesús Urrutia dirige a los miembros de la Banda de Música de Haro durante el concierto de regreso en el claustro de Los Agustinos. /Donezar
Jesús Urrutia dirige a los miembros de la Banda de Música de Haro durante el concierto de regreso en el claustro de Los Agustinos. / Donezar

El colectivo que agrupa a más de una treintena de intérpretes solicita del Ayuntamiento sillas y la iluminación del Quiosco para el día 25 de mayo

ROBERTO RIVERA

La asociación de la Banda de Música de Haro no sólo «sigue activa», sino que trabaja en un nuevo concierto de carácter público y gratuito que ha sido programado para finales de mayo, aunque para su realización necesita la colaboración del Consistorio jarrero que marginó en su día a la treintena de intérpretes de la ciudad que han formado parte de la agrupación municipal durante décadas y siguen integrando la institución, a pesar del fiasco en las negociaciones mantenidas con el edil de Cultura, Leopoldo García, para seguir prestando el servicio al Ayuntamiento riojalteño.

El comunicado remitido por la junta del colectivo cultural deja claro que permanece a la espera de una respuesta de la Corporación jarrera a la solicitud formulada tiempo atrás para que se les ceda, como ha hecho durante los últimos años con otras entidades del municipio, un local público donde poder ensayar. Aunque sigue realizando mientras tanto ese trabajo en la localidad de Anguciana, a la que se trasladan los integrantes de la banda, de forma periódica, para ultimar los detalles del concierto que pretenden ofrecer, en concreto, el 25 de mayo, en el quiosco de la Plaza de la Paz y a partir de las ocho y media de la tarde, avanzaron sus dirigentes.

Sin haber resuelto aún ese frente, porque su petición sigue sin obtener respuesta, ni positiva ni negativa, del gobierno tripartito, amplían ahora su listado de solicitudes trasladando a la cúpula municipal la necesidad de poder contar con las sillas de que dispone para este tipo de actuaciones y de acceder al encendido de la iluminación del Quiosco de la Plaza de la Paz, para poder ofrecer el concierto previsto en perfectas condiciones.

De acuerdo con el comunicado remitido a los medios por la junta de la Asociación Banda de Música de Haro, con esta nueva convocatoria sus componentes tratan de dejar claro que «siguen activos y que su deseo es seguir perteneciendo a la Banda Municipal de Música de Haro», una posibilidad a la que no han tenido opción al no haber sido consultados, en procedimiento negociado, para presentar oferta y disputar el contrato suscrito con la Agrupación de Música de Haro, a pesar de tratarse de una entidad cultural con idénticos fines y características, y estar asentada desde hace años en la capital riojalteña.

Sea como fuere, y pendientes de la respuesta que ofrezca el Concejo, si es que finalmente se produce, los responsables del colectivo cultural ya avanzan que el concierto programado para ese día, víspera de las elecciones locales y autonómicas, será dirigido por Jesús Urrutia, que fue durante años máximo responsable de la Banda Municipal y que ha colaborado de forma desinteresada con los músicos de Haro desde que éstos regresaran al primer plano de la actividad cultural con el concierto ofrecido en el claustro del Hotel Los Agustinos a principios de año, y dentro del calendario festivo de las Navidades.

Es más. En esta ocasión está previsto que intervengan, junto a todos ellos, los integrantes de la Coral Polifónica.

Se solicitó, para ello, colaboración de la Administración local el 17 de abril, por lo que se supone que podría ser abordada en la comisión de Cultura anunciada, en principio, para este jueves.

Aunque el precedente más inmediato no anima a sus miembros a mostrarse demasiado optimistas, porque siguen esperando aún la respuesta de los miembros del gobierno tripartito a la petición que presentaron en Registro a finales del año 2018 para que se les concediese una sala donde poder llevar a cabo sus ensayos.

En ese caso se produjo un nuevo caso de 'silencio administrativo'. Y es lo que suponen que volverá a suceder ahora, aunque prefieren otorgar margen de confianza a los responsables del Consistorio, del que reclamaron la cesión, al mismo tiempo, del Teatro Bretón para ofrecer un concierto previo el 19 de mayo.

De concretarse este nuevo concierto, se trataría de la cuarta intervención de esta nueva etapa, abierta tras su negativa a aceptar la condiciones marcadas por el edil regionalista, Leopoldo García, después de que se comprometiera a resolver un desencuentro que se enquistó antes, cuando lo negociaba Javier Redondo, líder de Ganemos Haro.

Volvieron a dejarse ver, bajo la batuta de Jesús Urrutia, en la primera semana de enero, y ya han actuado también en las residencias de personas mayores del Hogar Madre de Dios y Los Jazmines a lo largo del resente ejercicio. Han sido, en todos los casos, conciertos gratuitos que han servido para mantener en plena actividad a los más de treinta músicos que siguen formando parte de la Asociación Banda de Música de Haro, a pesar de lo sucedido en los últimos tres años, difícilmente comprensible.