Luz verde a la urbanización del área de Errekatxu y Eulogio Garate

El proyecto de Errekatxu-Eulogio Gárate plantea derribos para construir nuevas viviendas./MORQUECHO
El proyecto de Errekatxu-Eulogio Gárate plantea derribos para construir nuevas viviendas. / MORQUECHO

El alcalde se ha reunido con los vecinos afectados para avanzarles las novedades del proyecto

ALBERTO ECHALUCE

El alcalde Miguel Toyos ha mostrado su satisfacción por las posibilidades de poner en marcha el proyecto de urbanización entre Errekatxu y Eulogio Garate, tras mantener un encuentro con los vecinos que han conocido que la constructora Altuna y Uria trata de hacer realidad esta operación.

Como se recordará, esta compleja operación urbanística de regeneración del entorno de la zona eibarresa de Errekatxu quedó paralizada en el 2010 por culpa de la crisis económica e inmobiliaria. Ahora, otros promotores urbanísticos han desbloqueado y reactivado los planes para llevar adelante los derribos de una buena parte de las viejas construcciones y la creación de una nueva urbanización de viviendas, una plaza y una importante mejora de la accesibilidad, tanto rodada como peatonal.

La firma Altuna y Uría es la constructora que se ha comprometido a retomar el proyecto. Una delegación de esta compañía, junto a representantes del Ayuntamiento, se reunió el pasado lunes con representantes de las comunidades de vecinos de la zona y propietarios de locales y empresas para informarles de los nuevos planes.

Ya a principios de este año el primer edil mantuvo un encuentro con representantes de las comunidades de vecinos afectadas para darles cuenta de la posibilidad de retomar el proyecto, dado que había ya grupos interesados en el mismo, algo que durante estos meses se ha ido concretando más. De hecho, desde el año 2010 estaba aprobado este plan de acción con acuerdos firmados con los vecinos y con las condiciones de los realojos aceptadas, aunque finalmente la crisis dejó congelados estos movimientos.

160 viviendas

El objetivo es derribar varios edificios, tanto de viviendas como industriales situados entre Bista Eder y la zona baja de Errekatxu, para la posterior creación de una urbanización con alrededor de 160 viviendas nuevas, de las que 121 serían libres y el resto se destinarán a hacer frente a los realojos.

Asimismo, además de construir una plazoleta central, se modificará el trazado de la calle actual, abriéndose un nuevo vial desde Eulogio Garate (trasera de Portalea) que llegará hasta la nueva urbanización para enlazar con la bajada hacia Urtzaile. Esta nueva vía permitirá dar continuidad al circuito de calles que completan el recorrido por los extrarradios de Eibar por la ladera sur y facilitará el movimiento de vehículos.

La mejora de la accesibilidad no será únicamente para el tráfico, pues también se plantea la construcción de dos ascensores públicos desde Bidebarrieta (el hueco frente a San Agustín) que llegarán a Errekatxu, al tiempo que se programa una conexión entre estos dos puntos por la zona de la carnicería Oberena.

Cerca de este punto, un supermercado había mostrado interés de instalarse en la zona.

La reunión celebrada el lunes tendrá continuidad con un segundo encuentro programado para después del verano al que se invitará a la totalidad de los vecinos afectados. Tras la primera reunión, el regidor eibarrés ha destacado que la reactivación de esta iniciativa es «signo de que el trabajo realizado hasta el momento ha dado sus frutos» y es «una gran noticia tanto para el entorno de Errekatxu como para el conjunto de Eibar, ya que supone dar un nuevo e importante paso en los planes de regeneración urbana de la ciudad como uno de los pilares fundamentales de la actuación de este Ayuntamiento».

Búsqueda de promotores

De los Toyos ha recordado que, durante los últimos años, el equipo de Gobierno «ha seguido trabajando intensamente para sacar adelante esta operación, especialmente centrado en la búsqueda de promotores, siendo esta una labor previa que ha sido lenta y costosa».

Y, en ese sentido, ha alertado de que «es un proyecto complejo desde el punto de vista técnico, económico y jurídico, pero que ya está de nuevo en marcha». Los inmuebles que se derribarán para hacer frente a la operación se sitúan entre la esquina del bar Hirurok -antes Montecasino- y el cruce del vial hacia Fundidores, así como las viejas edificaciones situadas en frente, y que dan hacia uno de los laterales del edificio municipal de Portalea.

Además, estos trabajos quieren hacer desaparecer la actual arteria, que se desviará para empalmar con el vial de Urtzaile y quedará por detrás de los bloques de viviendas de la zona. Sobre el solar liberado se construirá una urbanización con tres bloques en forma de 'U' que conformarán entre ellos una plazoleta central de uso público con sus respectivos locales comerciales.

Las posibilidades de esta urbanización son notables por las opciones que existen para abrir una nueva vía al tráfico entre Txantxa Zelai y Arane, evitando el paso por el centro urbano con los derribos que se requerirían llevar a cabo en Eulogio Gárate.

Temas

Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos