Tras ganar un contencioso Ermua ya puede instalar sus juegos infantiles

Parque de la zona de la Forja en el que se instalarán juegos infantiles./A. Lasuen
Parque de la zona de la Forja en el que se instalarán juegos infantiles. / A. Lasuen

Se pondrán nuevos equipamientos, se renovarán los existentes y se colocarán elementos para personas mayoresen ocho zonas diferentes de la villa

A. LASUEN

Tras solucionar los problemas jurídicos surgidos con la anterior firma adjudicataria de la instalación de juegos infantiles en Ermua, el Ayuntamiento propone la instalación de estos elementos en ocho zonas del municipio.

Una vez concluido el contencioso surgido por la negativa de la anterior empresa adjudicataria a presentar la documentación que homologaba la seguridad de los juegos infantiles, el consistorio ermuarra ha presentado a los corporativos los juegos infantiles previstos para 2018 y para 2019, que se ejecutarán este año, tras la adjudicación del servicio a otra empresa.

El alcalde, Juan Carlos Abascal, aclaró que «estamos obligados a otorgar estos servicios a través de concurso público y en ocasiones entran quienes no trabajan como querríamos. Le hemos dado la vuelta, porque en este caso la seguridad era muy importante y cumpliendo la legalidad, aunque más tarde, podremos poner en marcha la instalación los juegos infantiles». «La empresa en ningún momento acreditó que podía seguir las medidas seguridad que establece la UE», añadieron técnicos municipales.

En estas instalaciones se invertirán 364.000 euros (182.000 previstos el año pasado, 145.000 este año y 37.000 del Gobierno Vasco).

En la mayor parte de los ocho lugares del municipio en el que se instalarán estos elementos se colocarán juegos de 2 a 6 años y de 6 a 14. En algunas zonas se mejorarán también los elementos para personas mayores.

También cabe destacar que se utilizará el sistema de planchas de acero para sustentarlos, ya que resulta un sistema adecuado para lugares con garajes inferiores.

En Okinzuri se instalarán juegos infantiles y repondrán elementos para personas mayores. También se repondrán los juegos del parque del Frankfurt, Ongarai Eskola, la zona junto a las pistas de pádel y sus biosaludables.

En la zona de la Forja se instalarán juegos infantiles elegidos por el Consejo de la Infancia y en Errotabarri se ampliarán los existentes con un tobogán y columpios. En el colegio de San Lorenzo se colocará nuevo suelo y se pintarán los juegos existentes y en el parque de San Lorenzo, junto al antiguo peaje, se modificarán los juegos y las pérgolas.

Acuerdo PSE-PNV

Estos proyectos se han puesto en marcha gracias a un acuerdo entre el equipo de gobierno y el PNV. De hecho, el portavoz jeltzale, Jol Gisasola, adelantó que en «cuatro años se han invertido más de 300.000 euros en estas tareas, ya que era uno de nuestros objetivos principales» y alabó la gestión de la adjudicación «porque se ha optado por asegurarse de que los parques son seguros». Apostó además por renovar los ocho parques que quedan pendientes, «porque nuestra intención es renovar todos y aceptamos propuestas de más lugares para su instalación».

Por otra parte, frente a la propuesta de EH Bildu para acometer la creación de espacios discretos para madres en fase de lactancia y niños y niñas de 0 a 2 años, Gisasola recriminó a Bildu haber «votado siempre en contra de 2 modificaciones de remanente y 4 presupuestos en los que se incluían parques infantiles. Se hubiese agradecido antes cualquier aportación de Bildu, porque si fuera por Bildu no habría ningún céntimo para parques infantiles», concluyó.