Los secundarios arman su comedia

Nerea Ariznabarreta dando vida a Dulcinea, detrás de Francisco Panza. /VILLAR LÓPEZ
Nerea Ariznabarreta dando vida a Dulcinea, detrás de Francisco Panza. / VILLAR LÓPEZ

La compañía vizcaína Laurentzi llega mañana al Coliseo con una comedia libre que ofrece «un viaje fantástico al planeta imaginario»

FÉLIX MORQUECHO

Ante una obra de teatro es fácil hacerse la pregunta, «¿de qué va?», y leyendo la sinopsis uno se encuentra con una comedia libre escrita por Alberto Iglesias, pero que nombra a Shakespeare y Cervantes. La compañía vizcaína Laurentzi Producciones llega bajo la dirección de Lander Iglesias y con una eibarresa en el elenco. «No es una historia de Shakespeare ni de Cervantes, sino que es una obra que despierta la curiosidad. En las obras de estos autores hay personajes muy potentes y les sacamos partido. Por algo son unos clásicos, siempre guardan tesoros». Lo dice Nerea Ariznabarreta. «¡Que vengan, porque van a hacer un viaje fantástico, que se dejen llevar al planeta imaginario! Van a ver imágenes bellas y se lo van a pasar bien».

La obra que llega mañana al Teatro Coliseo es un trabajo con recorrido. Estrenó su versión en castellano en diciembre del año 2006 en Gernika pero en este periodo ha tenido tiempos de barbecho, ha hecho cambios de personajes y ha ido madurando. La actriz eibarresa ha formado parte de 'El hermano de Sancho' desde su inicio. «Esta obra ha tenido muchas transformaciones», recuerda. «Empecé haciendo papeles de hombres, luego los cambiamos, y eso me ha hecho viajar por diferentes personajes».

Precisamente un aspecto reseñable de la obra es el número de personajes que aparecen en escena. Algunos con un nivel más físico de interpretación como Teobaldo o Mercutio son los que se ajustan más a Nerea Ariznabarreta. Todo ello se completa con un trabajo importante de escenografía y vestuario.

'El hermano de Sancho' es Francisco, protagonista central de esta obra que, empeñado en buscar al escudero de Don Quijote, se va encontrando con los variopintos personajes que van saliendo de los libros. «Es una obra muy visual, tiene una escenografía muy potente y hay muchos, muchos personajes» explica la eibarresa del grupo sobre unos tipos que buscan sorprender. «Salen de los libros y en un principio no sabes quienes son, no los sitúas. No hay una sola historia porque el hilo conductor es Francisco, el hermano de Sancho».

La mezcla de personajes hace que algunos hablen en castellano antiguo y otros lo hagan con otros dejes. Sin embargo no es imprescindible conocer las obras completas de los dramaturgos para disfrutar de la función. «No tiene el peso que uno puede imaginar al oír hablar de Shakespeare o Cervantes. Si no has leído esos libros te encuentras a un tipo con dos personalidades, luego una mesonera que es Dulcinea, dos enterradores... No es una obra para niños pequeños, pero el público joven y adulto lo va a disfrutar», apunta.

Actuación especial

La producción que llega mañana a Eibar es una de esas a las que les cuesta tener continuidad en el calendario. Tiene unas dimensiones de equipo y escenografía que no hacen sencilla la programación en cualquier teatro. Por eso la actuación en el Coliseo será especial para Nerea Ariznabarreta. «Me hace mucha ilusión hacer esta obra en Eibar, es un honor», señala.

La obra llega al Coliseo en su versión en castellano pero la compañía ya ha puesto en marcha la de euskera, estrenada en la pasada primavera en el Teatro Principal de San Sebastián. En una y en otra, Francisco Panza sigue buscando a su hermano Sancho a través de una obra vestida de muchas disciplinas del teatro.

Temas

Eibar