Rincones para disfrutar del verano

El merendero de Rekalde puede ser una buena opción para pasar una jornada estival sin moverse de Ermua. /ainhoa lasuen
El merendero de Rekalde puede ser una buena opción para pasar una jornada estival sin moverse de Ermua. / ainhoa lasuen

La oferta ermuarra para disfrutar de espacios al aire libre pasa por los merenderos con instalaciones acuáticas y las sendas peatonales

AINHOA LASUEN

Si bien el municipio de Ermua no es un emplazamiento turístico también la villa cuenta con lugares para disfrutar de una buena jornada de ocio, con actividad física o descanso al aire libre. Los merenderos con los que cuenta la localidad forman parte de esta oferta que para las personas que no se pueden desplazar resultan una alternativa veraniega interesante.

En la actualidad, la zona de la piscina de Rekalde resulta un lugar interesante para pasar la jornada. En esta zona se dispone de 14 mesas con bancos corridos y caben alrededor de seis personas por mesa. En este caso no hay barbacoas.

La zona del depósito de Ongarai, que actualmente además cuenta con la zona de 'chorros' o juegos acuáticos, dispone de 11 mesas con bancos corridos. Entran unas seis personas por mesa. En este caso sí se dispone de tres barbacoas dobles.

Por último, se encuentra la zona de Artamendi. Esta dispone de 4 mesas con bancos corridos, para unas seis personas por mesa. En este lugar se encuentran tres barbacoas. Estos merenderos se revisan y se adecúan al uso de la población cada año antes de la época estival.

Los caminos peatonales son otro de los atractivos para quien desee realizar actividad física asequible para todo tipo de edades. Estos fueron inaugurados en julio de 2009, y son los que discurren hacia Hambre y Urtia. Ambos proyectos permiten acercar la naturaleza a la población ermuarra a través de zonas de paseo. Estos caminos abarcan desde Okinzuri a Vialbe y desde Izarra al Garbigune.

El camino que une Okinzuri, con acceso frente a la chatarrería Abelleira y conclusión en la antigua empresa Vialbe, transcurre por el lado del río más alejado de la carretera y por detrás de la empresa Hierros Bilbao. Son 413 metros de recorrido, con una pendiente que oscila entre le 2 y el 10%.

La segunda senda, que va desde Izarra al Garbigune, comienza frente a Tesouro y se traslada también a la orilla del río más alejada de la carretera para concluir justo antes de llegar a la empresa TVA, junto al Garbigune. Tiene 243 metros y pendientes entre el 1 y el 14%. La pavimentación de estas zonas es similar a la que existía ya en el camino de Hambre, con arena tostada. De hecho, el camino de Hambre se amplió el año pasado para que pudiera contra con un firme adecuado desde la chatarrería hasta la entrada del polígono Goitondo.

Mantenimiento

Durante el año se procede al desbroce de las zonas remodeladas y posteriormente se restaura la vegetación en la ribera. En esta actuación se presta especial atención a esta vegetación , ya que cumple la misión de estabilizar los márgenes del río, disminuir el efecto corrosivo del agua, fertilizar el terreno inundado, moderar la temperatura del agua, ofrecer refugio a especies animales y depurar las aguas subterráneas.

Con estas sendas peatonales se consigue que parte de los caminos peatonales no discurran en todo momento junto a vías urbanas muy transitadas, principalmente por tráfico pesado. Hay que tener en cuenta que las carreteras son los únicos accesos a los polígonos industriales de Urtia (Ermua) y Goitondo (Mallabia).

Temas

Ermua