La reforma de la plaza de Miguel de Aginaga costará 193.000 euros

El proyecto de la plaza de Miguel Aginaga contempla una nueva pavimentación que resolverá las deficiencias actuales. /FÉLIX MORQUECHO
El proyecto de la plaza de Miguel Aginaga contempla una nueva pavimentación que resolverá las deficiencias actuales. / FÉLIX MORQUECHO

Se renovarán el pavimento, las aceras, los aparcamientos y la red de evacuación de aguas pluviales

ALBERTO ECHALUCE

La plaza de Miguel Aginaga, justo en la trasera de Txikito de Eibar y Txantxa Zelai, será sometida a una completa reforma que resolverá las deficiencias actuales que se habían denunciado en múltiples ocasiones por parte de los vecinos y también de los titulares de garajes.

La obra ha sido adjudicada en 193.660 euros (IVA incluido) y tendrá un plazo de ejecución de doce semanas. El proyecto incluye el rediseño de la plazoleta, aceras, la evacuación de aguas pluviales y la ordenación de aparcamientos. La plazoleta situada en Miguel de Aginaga, que se conforma como patio de manzana entre los edificios de la propia zona con las calles Txaltxa Zelai y Txikito de Eibar, se adecentará y se reordenarán los espacios. Se va a proceder a la pavimentación del entorno y se dará solución a los problemas de humedades existentes en los locales de propiedad municipal situados bajo la plaza.

La obra ha sido adjudicada por el Ayuntamiento a la empresa Obras Especiales Proyectos e Infraestructuras en la cantidad de 193.660 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de doce semanas -la obra salió a licitación en 197.622 euros y un plazo de ejecución de 16 semanas-.

Este espacio de Miguel de Aginaga, de 589 metros cuadrados, es utilizado para el acceso a diversas puertas de garaje y como aparcamiento público. Así, a las aceras existentes se les van a dar distintos tratamientos dependiendo del uso que actualmente tienen. Teniendo en cuenta que el uso de la plaza es el de parking o el de acceso a garajes y que actualmente el uso de las aceras por parte de los peatones es mínimo, se minimizarán las anchuras de las mismas para ganar maniobrabilidad a los vehículos.

La actuación contempla la construcción de una nueva acera de protección en la fachada de la planta de garajes del edificio. Asimismo, el proyecto se centrará también en la impermeabilización de la plaza, la mejora de las pendientes, las barandillas y la red de recogida de aguas pluviales. Al tratarse de una obra de repavimentación, se ha planteado una solución que implica el menor grado de intervención y durante el menor tiempo posible.

Y además, al encontrarse la plaza en un ámbito residencial (patio de manzana) se requiere una solución con el menor impacto posible, tanto en términos de duración de la obra como de molestias que éstas puedan crear a los vecinos.

La nueva actuación forma parte de los planes del equipo de gobierno de ir avanzando en la mejora de los espacios urbanos, y que ya han incluido diferentes proyectos en barrios y calles de Eibar a lo largo del actual mandato. Esta actuación es fruto de un acuerdo alcanzado entre el PSE-EE de Eibar y Eibarko EAJ-PNV en el marco de los presupuestos del año pasado, en el que se acordó una partida de 115.000 euros, si bien, como se ha indicado, el coste total será de cerca de 200.000 euros.

«Mediante esta actuación, logramos dar solución a un problema que se venía detectando desde hace un tiempo en la plaza de Miguel de Aginaga, y que resuelve, por un lado, la accesibilidad, tanto de vehículos como de personas en este punto, y, por otro, los problemas de humedades de los locales municipales», ha señalaó el alcalde, Miguel de los Toyos, quien, además, recordó que el Ayuntamiento mantiene «su compromiso por continuar en su línea de trabajo de mejorar los espacios públicos».