La reforma del paseo de Amaña creará un nuevo bidegorri

El paseo de Amaña será remodelado para instalar un piso liso con un carril ciclista. /ASKASIBAR
El paseo de Amaña será remodelado para instalar un piso liso con un carril ciclista. / ASKASIBAR

El proyecto contempla alisar el piso en la primera fase, con una anchura de 2,20 metros y una inversión de 394.000 euros

A. E.

En la reforma del paseo de Amaña, cuyo inicio se programa para el día 1 de abril, se contempla la instalación de un bidegorri integrado que dará servicio a los ciclistas que utilizan la bicicleta para sus desplazamientos cotidianos y por motivos de ocio, así como a peatones.

La zona donde se prevé actuar forma parte del paseo Berdintasunaren Pasalekua que conecta el barrio de Amaña con Legarre-Ardanza, que transcurre sobre las vías del ferrocarril. De esta manera, se podrá continuar el trazado existente en los nuevos tramos de dicho paseo que han sido diseñados durante los últimos años.

Primero se ejecutó un primer tramo desde el inicio de la entrada de Amaña hasta el final próximo a la gasolinera que no ha contentado a los vecinos por las losas irregulares con las que cuentan.

Los tramos que se han ejecutado posteriormente han incorporado en el paseo peatonal un trazado de bidegorri de 2,20m de anchura, por lo que el Ayuntamiento de Eibar plantea la ejecución de este carril en eltramo que no cuenta con vía ciclista, desde la estación de tren hasta las escaleras próximas a la gasolinera manteniendo la misma anchura que los tramos adyacentes. Dado que el paseo de Amaña tiene un pavimento diferente en la primera parte del paseo, con respecto a la segunda, se trataría así de contar con superficies similares. Por ello, se va a conectar el bidegorri del tramo contiguo en el noreste hacia la calle Legarre, hasta la estación de tren de Universidades, a lo largo de Berdintasunaren Pasalekua, uniendo así los dos tramos de paseo por encima de la vía del tren.

Así, se contará con un amplio trazado de una red ciclista sobre el paseo actual, manteniendo en todo momento un paseo peatonal, conviviendo ambos tramos en un mismo espacio longitudinal mediante la modificación y mejora del pavimento actual, con una diferencia de cotas respecto al actual de 10 a 40 milímetros mayor para no modificar los encuentros con aceras, carretera, pasarela, baño, etc, y no sobrecargar la estructura actual.

El material con el que se piensa acometer la obra es mortero fluido coloreado similar al hormigón impreso. Con esta solución se pretende realizar una primera capa para regularizar las irregularidades del soporte y posteriormente otra capa de mortero hidráulico para crear el bidegorri y así generar superficies lisas.

Más allá de este tramo se trataría de que quedase unido con el bidegorri que partirá desde Málzaga y, tras atravesar Azitain, llega a la Estación, aunque el tramo más complicado pueda ser la unión entre la calle Errebal y Legarre, por la existencia de la N-634, único punto de conexión entre calles.