Ponen en marcha un plan para atajar la desprotección de los menores

La directora de Servicios Sociales, Jaione Azkue, la edil Idoya Sarasqueta y la técnica Encarna Martín. /Askasibar
La directora de Servicios Sociales, Jaione Azkue, la edil Idoya Sarasqueta y la técnica Encarna Martín. / Askasibar

Idoya Sarasqueta destacó que han detectado «un aumento de los casos de desprotección que derivan los colegios al departamento»

A.E.

El I Plan de Infancia, Adolescencia y Familia de Eibar tratará de atajar los casos de desprotección de menores que se puedan desatar en las familias. Este programa parte de las necesidades detectadas en un diagnóstico social, realizado con la consultora Ikei.

La presidenta del área de Servicios Sociales, Idoya Sarasqueta, presentó este programa, acompañada de la directora del departamento, Jaione Azkue, y la técnica, Encarna Martín. Se trata de una iniciativa que pretende adecuarse a una nueva realidad en la que existe una diversidad de modelos familiares diferentes a la familia tradicional, con una constante incorporación de otros tipos de familia. «Hemos detectado un aumento de los casos de desprotección que derivan los colegios al departamento de Servicios Sociales», explicó la responsable de Servicios Sociales.

Una persona encargada

En esta dirección, Sarasqueta destacaba que «son tantos los casos que estamos recibiendo que hemos tenido que contratar a una persona más, para la gestión de todo un protocolo de actuación».

Este primer plan se basa en el diagnóstico social de Eibar, realizado en base a la metodología Diagnóstico Social participativo y basado en herramientas cuantitativas y cualitativas. La finalidad del plan es impulsar y desarrollar acciones que garanticen la promoción y protección de las personas menores de edad y sus familias para mejorar su calidad de vida a lo largo de su proceso evolutivo, y así facilitar su participación e integración progresiva en la sociedad como ciudadanía de pleno derecho.

El plan se compone de tres ejes estratégicos: fortalecer la intervención comunitaria para atender y prevenir dificultades de niños, adolescentes y familias; potenciar la atención y la intervención con familias, infancia y adolescencia en situación de riesgo y de desamparo; y optimizar los recursos existentes en el municipio.

Hasta la fecha, ya se han llevado a cabo diversas acciones para desarrollar este proyecto, y, además, se repartirán un folleto y un pendrive, en el que se recoge toda la información respecto al I Plan de Infancia, Adolescencia y Familia y al V Plan de Adicciones del municipio. «Para atajar esta problemática es indispensable conseguir la coordinación de todos los entes municipales, familias, centros escolares y afrontar todas las necesidades que se presenten. Por ello, reforzamos el personal para estas tareas», dijo la edil Sarasqueta.

Presentado un plan contra todo #tipo de adicciones

La directora del área de Servicios Sociales, Jaione Azkue, fue la encargada también de presentar el V Plan de Adicciones, que recoge los programas y las intervenciones para la promoción de la salud, prevención, asistencia, control de la oferta e inclusión social de las personas afectadas, y se coordina con otros planes y estrategias, no solo del municipio, sino también del Gobierno Vasco. Este plan se compone de tres ejes estratégicos: prevención, atención integral e inclusión social y la optimización también de los recursos del municipio.

Cabe destacar que el plan ha cambiado de nombre, ya que antes se conocía como Plan de Drododependencias. El cambio busca «abarcar las drogas con sustancia y sin sustancia».

En esta dirección, se trabajará en base a un servicio de atención a las personas y familias con problemas relacionados con las adicciones y a personas interesadas en la temática. Igualmente, se mantendrán programas como Gurasoak Martxan, la prevención en los centros escolares, o la prevención en ocio y tiempo libre. Otro eje de acción es la concesión de subvenciones a favor de personas con problemas de drogodependencias que reciben tratamiento fuera de Eibar.

En un estudio previo se evidenciaban «incoherencias» entre los mensajes que se transmiten a la población joven y los que verdaderamente reciben desde el departamento, al tiempo que se constata «una escasa alarma social», en nuestra ciudad hacia esta profunda problemática. Desde Servicios Sociales del Ayuntamiento se lleva desde 1992 trabajando en las adicciones y drogodependencias con una visión comunitaria. No obstante, pese a este trabajo, las cifras de adicciones entre la población joven y adulta se mantienen y se han incrementado en menores.