La Policía Municipal judicializa su demanda para portar armas en Eibar

Erne pide que la Guardia Urbana porte armas. /Félix Morquecho
Erne pide que la Guardia Urbana porte armas. / Félix Morquecho

Argumenta que asiste a muchas situaciones de «alto riesgo» con medios «no acordes» para su seguridad o la de terceros

ALBERTO ECHALUCE

La Policía Municipal presentó una demanda judicial contra el Ayuntamiento, para que se le permita portar armas en la ciudad y la vista del juicio tuvo lugar el pasado martes, cuando agentes de la olicía local acudieron como testigos y dieron cuenta de que «en alguna ocasión han actuado en situaciones de riesgo como por ejemplo la que ocurrió el pasado miércoles día 4 de julio, en una alarma de atraco donde los agentes acudieron con equipos no acordes tanto para su propia seguridad como para la de terceros», según cuentan fuentes de la Guardia Urbana.

Este aviso ha sido otro detonante más para solicitar portar armas, petición con la que el Ayuntamiento no está de acuerdo. «El aviso fue real y a pesar de contar con medios técnicos deficientes, para una situación en la que hubiera podido haber armas de por medio, se acudió con celeridad y nos personamos en el lugar como única fuerza policial. Por suerte, finalmente, se pudo comprobar que la alarma se activó indebidamente», señalan desde la Policía Municipal.

En este sentido, la Guardia Urbana expone que «otra vez más la suerte estuvo de nuestra parte, lo triste será que un día puede que no esté y tengamos que lamentar la pérdida de alguna vida entre nuestros agentes o algún ciudadano al que no podamos proteger. Llegado ese momento actuaremos para pedir las responsabilidades oportunas a las personas y cargos del Ayuntamiento relacionados con nuestro departamento y que tengan responsabilidad sobre el mismo», indican.

La petición para portar armas viene de antiguo, aunque el Ayuntamiento ha mostrado su negativa, en el sentido de que «contamos con la Ertzaintza para abordar cuestiones de seguridad, con lo que no procede que nuestra Policía Municipal porte armas», según indicó el alcalde Miguel de los Toyos.

Sin embargo, desde el sindicato Erne reiteran que «en este caso, como en otros muchos, la colaboración entre estos dos cuerpos propicia que agentes de la Policía local de Eibar se personen en el lugar y tras comprobar que la alarma se ha producido por un fallo técnico se avisa a la Ertzaintza de Eibar para ponerlo en su conocimiento. Se trata de dos cuerpos de policía que acuden a las mismas intervenciones pero con una gran diferencia en cuanto a medios de defensa y protección, uno está armado y el otro no».

En este sentido, desde el mismo sindicato dicen que «la Ertzaintza y las policías locales realizan las mismas funciones y los mismos servicios en materia de prevención por la seguridad ciudadana, actuando conjuntamente y coordinados en muchos de ellos, como han sido los operativos especiales que se han llevado a cabo en Eibar para la prevención de robos en establecimientos. Esta colaboración está constatada y no se entiende que los policías locales realicen desarmados o con diferentes medios técnicos y defensa los mismos servicios que los agentes de la Ertzaintza».

Finalmente, el sindicato Erne quiere denunciar estas situaciones que «impiden a nuestros agentes de Policía local de Eibar realizar su trabajo con plenas garantías y preservar tanto su propia seguridad como la de los ciudadanos a los que presta servicio en el ejercicio de sus funciones», para lo que insisten en que se les dote de armas de fuego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos