Aquí no hay playa, ni parques

El PNV solicita la transformación del cementerio en una zona de esparcimiento. /FÉlIX MORQUECHO
El PNV solicita la transformación del cementerio en una zona de esparcimiento. / FÉlIX MORQUECHO

La superficie de recreo de Eibar suma un 2,08%, mientras que en la comarca es del 6,91%, en Euskadi del 15,60% y en Gipuzkoa, del 18,24%

ALBERTO ECHALUCE

Pese a la cercanía del casco urbano de Eibar a los montes, nuestra ciudad sigue siendo una de las más bajas en índice de parques de recreo del conjunto vasco. Esta superficie solo suma un 2,08 %, cuando en Euskadi es del 15,60 %, en Gipuzkoa del 18,24%, mientras que en Debarrena suma el 6,91 %.Por estos motivos, en el último Pleno municipal se ha abordado este tema y desde el PNV se insiste en que el cementerio «tiene que ser el pulmón verde de Eibar». Así, los nacionalistas proponen sacar el cementerio de la trama urbana, al objeto liberar 7.500metros cuadrados, para parque.

El alcaldable jeltzale Josu Mendicute Rodríguez dice que «imagino un gran parque con niños jugando». Mendicute ha defendido recuperar para las personas el espacio actualmente ocupado por el cementerio. «7.500m2 en plena trama urbana, una gran oportunidad para recuperar espacio y lograr el pulmón verde que Eibar necesita»

Así, los jeltzales eibarreses reiteran su objetivo de sacar el cementerio del barrio de Urki para crear un parque a futuro. «Hay proyectos que no se gestionan en unos meses ni en una legislatura, pero algún día hay que iniciarlos». Por todo ello, Mendicute asegura que «un alcalde tiene que estar dispuesto a iniciar proyectos que luego vayan a inaugurar otros alcaldes. Los proyectos estratégicos requieren años y alguien debe tomar la determinación de iniciarlos».

En ese sentido, el alcaldable eibartarra invita a reflexionar sobre el futuro de Urki y Armagin. «La regeneración urbana es algo más que inaugurar supermercados o construir viviendas. Es hora de que hablemos de proyectos estratégicos, de qué queremos que sea Eibar dentro de 10 años. Ofrecemos un Pacto de Ciudad, volver a pactar los grandes proyectos: aparcamientos, estrategia industrial, estrategia comercial, zonas peatonales y de esparcimiento. Queremos hablar de regeneración urbanística y socioeconómica. Y en ese Pacto de Ciudad nosotros ofrecemos una zona verde de 7.500m2 entre Urki y Armagin».

El edil jeltzale da a conocer datos sobre la superficie de parques y jardines por habitante, donde Eibar queda claramente a la cola de su entorno. Por tanto, Mendicute invita a decidir «cómo imaginamos el futuro de este espacio. Si lo imaginamos con personas leyendo libros en bancos o con niños jugando, o si imaginamos el futuro de ese espacio ocupado por restos mortales de nuestros seres queridos. Y nosotros apostamos por que sea para las personas que viven en Eibar».

Desde las filas del PNV se cuestiona la idoneidad de los gastos que se vienen haciendo en el cementerio. «Presenta una imagen de abandono total, pese a gastar 186.000 euros en tres años. Es hora de decidir si queremos seguir con parcheos o queremos sacar el cementerio de Urki, tal como está previsto en el Plan General de Ordenación Urbana».

Mendicute recuerda que este traslado «es una cuestión pactada desde el año que nací, 1987. Parece mentira que cueste más de tres décadas dar el primer paso de un asunto acordado ya varias veces. La zona de Armagin merece y necesita una zona de esparcimiento».

Por todo ello, el PNV aboga por el cumplimiento y desarrollo del planeamiento urbanístico vigente, y apela a la responsabilidad para abrir un nuevo cementerio adaptado a las necesidades actuales. Hace 12 años se despositaban en nichos la mitad de los restos mortales, actualmente tan sólo el 17%. Una tendencia que no pasa desaparcibida para el alcaldable nacionalista. «Eibar necesita un nuevo cementerio, dimensionado a las necesidades futuras, que ofrezca un entorno agradable».

Temas

Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos