El Museo de Armas, protagonista en verano

Exposición. El museo tiene una de las grandes colecciones armeras de Euskadi./Morquecho
Exposición. El museo tiene una de las grandes colecciones armeras de Euskadi. / Morquecho

Es uno de los puntos de referencia para conocer la historia de Eibar desde sus inicios hasta la actualidad

IKER MURILLO

No todas las ciudades tienen la oportunidad de contar con un espacio que dé cobijo a su historia. Aunque cada población guarda con recelo los archivos y pruebas de vidas pasadas, no todos recopilan esta información con la exhaustividad y dedicación como lo hace el Museo de la Industria Armera de Eibar. Porque este museo es, ante todo, un viaje en el tiempo con el objetivo de conocer los orígenes de la ciudad y los acontecimientos que la han llevado a convertirse en lo que es a día de hoy.

Con la llegada del mes de agosto y una ocupación hotelera que roza el cien por cien en prácticamente todos los hospedajes de Eibar, el museo se prepara para recibir a un buen número de visitantes llegados desde distintos puntos del mundo con la intención de perderse por los parajes de Euskadi. Durante las semanas de verano, turistas llegados desde los cinco continentes tendrán la oportunidad de acercarse hasta el museo y conocer de primera mano la historia de la ciudad.

Aquí las verdaderas protagonistas del museo son, por supuesto, las armas. Insignia representativa de Eibar desde hace varios siglos, el centro propone como exposición permanente una colección de armas divididas en distintas salas, utilizadas para separar las distintas épocas de la evolución de la industria armamentística en Eibar. La visita arranca con los inicios de la industria entre los siglos XVI y XVIII, pasando por la evolución tecnológica desarrollada en el siglo XIX, para pasar a un recorrido exhaustivo por los acontecimientos más subrayables del siglo XX.

Entre los distintos capítulos de la historia destaca el dedicado a los métodos decorativos propios de las armas de lujo, así como a los diversos sistemas que se utilizaban para trabajarlos.

Evolución de Eibar

Otra de las exposiciones de mayor interés es la dedicada a la evolución industrial. Se trata de un área dividida en siete espacios, en donde se puede realizar un vistazo por algunos de los capítulos más destacados de lo que ha supuesto la industria en Eibar a lo largo de los siglos. La historia comienza con el nacimiento de la Villa en torno al río Ego. En esta fase de la exposición se realiza un acercamiento a los primeros compases de la vida de Eibar, comprendiendo la importancia de recursos naturales como la madera o el agua durante estos años.

La colección de armas cuenta con un número cercano a las mil piezas, entre las que se pueden distinguir armas de fuego, cortas y largas, y armas blancas. Estas piezas proceden tanto de Eibar como del extranjero y, aunque la mayoría de los elementos están ubicados en los siglos XIX y XX, existe una pieza, la más antigua de la colección, que está datada del siglo XVI.

Maestros y gremios

Después, la historia gira al rededor de los maestros armeros y su organización a través de los llamados gremios. Esta organización es fundamental para comprender el funcionamiento de la industria en la, por aquel entonces, Villa de Eibar, que aún realizaba una producción exclusivamente artesanal.

Desde el Ayuntamiento de la ciudad han querido hacer un llamamiento a los visitantes, presentando el museo como «una muestra de todo lo que se ha hecho en Eibar a lo largo de la historia». El concejal de cultura del Ayuntamiento de Eibar destaca cómo la industria armera se fue abriendo a otros tipos de producción, como las bicicletas, sacacorchos, carabinas, máquinas de coser y, en definitiva, «todo lo que ha permitido a Eibar situarse en la industria del siglo XX».

Temas

Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos