El lunes comenzará el derribo del antiguo estanco de Erdikokale

El derribo de este viejo local permitirá abrir un nuevo acceso a la plaza Cardenal Orbe. /Ainhoa lasuen
El derribo de este viejo local permitirá abrir un nuevo acceso a la plaza Cardenal Orbe. / Ainhoa lasuen

De este modo arrancan las actuaciones que permitirán conectar esta zona directamente con la plaza Cardenal Orbe

AINHOA LASUEN

El próximo lunes, día 5, se iniciará el derribo del antiguo estanco de Erdikokale. De este modo se ponen en marcha las actuaciones del proyecto que comunicará Erdikokale con el lateral del frontón de la plaza Cardenal Orbe. Para 2020 únicamente quedará pendiente la apertura del acceso, que se estrenará así el año que viene, permitiendo la conexión entre la plaza y la zona de la fuente de Santiago y la estatua de Don Teodoro.

Desde fuentes municipales solicitan al vecindario que tengan especial cuidado en el depósito de basuras en la zona puesto que, «a pesar de poner en marcha una campaña específica de desratización, la puesta en marcha de este tipo de obras moviliza a los roedores de la zona».

El objetivo final de este proyecto es el de unir el parque Marqués de Valdespina con la plaza Cardenal Orbe, creando una gran zona peatonal.

En el paso de Erdikokale a la plaza se creará una rampa que permitirá acceder a la cota del frontón de Cardenal Orbe, aunque también habrá una escalinata de acceso a esta zona. El paso se realizará a través del muro que actualmente se encuentra junto al frontón con un acceso de 3 metros de alto y ancho.

Esta actuación forma parte de un proyecto más amplio. Hay que tener en cuenta que una vez se derribe el añadido de la iglesia, que se encuentra en este lugar, quedará una zona abierta rodeada de calles peatonales. La urbanización se desarrollará en 240 metros cuadrados. De hecho, este año el Ayuntamiento también ha adquirido el caserío Aldapakua, imprescindible para acometer esta actuación.

De este modo, este año se podrá derribar parte de este caserío y rehabilitar la zona útil del edificio.

En el caso de caserío Aldapakua se ha llegado a un acuerdo con los propietarios del edificio y en el caso del estanco se hará una ocupación anticipada del suelo, debido a que no se ha llegado a un acuerdo.

El caserío Aldapakua no tiene un valor monumental, pero sí sentimental por lo que se mantendrán dos tercios del caserío, que pasarán por un proceso de recuperación.

Se trata de un proyecto que ya se incluía en el Plan General de Ordenación Urbana del municipio. La firma local Spara será la encargada de su redacción.

Proyecto amplio

Cabe destacar que esta será la zona de Ermua que sufrirá un mayor cambio en los próximos años, bien por la apertura de la zona a la plaza, bien por la comunicación con la nueva senda verde o también por ser el comienzo de los primeros bidegorris de Ermua.

Hay que tener en cuenta que además de conseguir un paso directo a la plaza en esta zona se prevé el derribo del anexo de la iglesia. Como consecuencia se creará en este lugar un gran espacio abierto.

Por otra parte, entre 2019 y 2020 se creará también en Ermua el primer bidegorri del municipio, que transcurrirá desde la calle contigua de Marqués de Valdespina hasta Urtia. En la zona también desembocará la 'senda verde' que se pretende construir en las antiguas vías del ferrocarril de la Avenida de Gipuzkoa.

Temas

Ermua