La limpieza y el tráfico, principales preocupaciones de los eibarreses

Las reuniones de barrio han contado con una notable participación./FÉLIX MORQUECHO
Las reuniones de barrio han contado con una notable participación. / FÉLIX MORQUECHO

En las siete reuniones de barrio se han presentado un total de 300 sugerencias

ALBERTO ECHALUCE

Las siete reuniones organizadas por el Ayuntamiento en los diferentes barrios y zonas de Eibar este año se han saldado con la asistencia de casi cuatrocientos vecinos, que han planteado alrededor de trescientas propuestas, sugerencias o quejas para la mejora de diferentes aspectos en sus barrios.

La nueva ronda anual de encuentros con la ciudadanía ha sido valorada de «forma positiva» por los responsables municipales, que a partir de ahora tratarán de ir resolviendo en la medida de lo posible las propuestas presentadas mediante la adopción de medidas.

Nuevamente, y como en años precedentes, algunos de los asuntos que han surgido en estas reuniones y que más preocupan a la ciudadanía, se refieren a la mejora tanto de la recogida de residuos como a la limpieza viaria, la retirada de zarzas o la poda de árboles, la presencia de heces de perros en las calles, propuestas de mejora del tráfico y de los aparcamientos, la accesibilidad a los barrios y calles, el ruido (especialmente en la zona centro) o la reparación y mantenimiento del mobiliario urbano y la jardinería.

Por barrios, en la reunión de la zona baja de Eibar (Karmen, Txonta, Iparragirre, Barrena y Azitain) se plantearon de forma específica temas como la accesibilidad a Sautsi, el funcionamiento del ascensor de Iparragirre o la mejora de los parques infantiles.

En el caso de Legarre, además de repetirse quejas sobre el funcionamiento de la recogida de residuos mediante contenedores o la limpieza viaria, es especialmente significativa la preocupación por el tema del tráfico y los aparcamientos, piden mejoras en los accesos mediante escaleras o que tomen medidas contra la práctica del 'botellón'.

Demandas repetidas

En la zona de Ipurua, además de la limpieza viaria, la recogida de residuos o la accesibilidad, los vecinos han expresado su inquietud por los problemas, tanto de tráfico como de suciedad de las calles, motivados por las obras de reforma del campo de fútbol, así como los ruidos procedentes del tráfico en la autopista, y piden zonas cubiertas para los niños y la mejora de los jardines de Argatxa, así como de la iluminación en las calles.

La ciudadanía de la zona de centro-este ha solicitado información sobre la situación de las obras de Errebal, solicita que se instalen más motivos de iluminación navideña en puntos como Arragueta, y se queja de los problemas para aparcar en Jardiñeta, así como de la suciedad que presenta la zona del Sakun y la conveniencia de un mayor alumbrado público en algunas calles. «En Barrena-Azitain no se ha encendido ni un sólo día la única luz existente. Por favor es necesario que lo corrijan», señalaba una vecina.

Los vecinos de Amaña demandan mejoras en la accesibilidad con más ascensores públicos, proponen algunos cambios en la ordenación del tráfico o se quejan de los problemas que generan los contenedores de basura o el ruido procedente del tráfico por la variante. Además, entre otras cuestiones, piden mejorar la limpieza viaria, la reposición de barandillas y la instalación de nuevos parques infantiles.

Finalmente, en Urki, solicitan el arreglo de algunas aceras o la limpieza de taludes. Y, en la zona centro, las principales demandas se refieren al ruido que genera el paso del tren y el derivado del funcionamiento de los establecimientos hosteleros.

Todas las propuestas, quejas o sugerencias planteadas en estas reuniones serán ahora estudiadas por el equipo de gobierno y por los técnicos municipales y, si de su análisis se desprende la viabilidad y necesidad, se incluirán en la planificación de los próximos meses y se empezará a actuar próximamente.

Temas

Eibar