El Gobierno vasco reconoce la labor de la investigadora Amaya Igartua

Amaya Igartua está al frente de la Unidad de Tribología de Tekniker./IK4-TEKNIKER
Amaya Igartua está al frente de la Unidad de Tribología de Tekniker. / IK4-TEKNIKER

La eibarresa fue la primera doctora de Tekniker y ha convertido su departamento de Tribología en un referente a nivel europeo

ALBERTO ECHALUCE

La doctora de IK4-Tekniker Amaya Igartua ha sido reconocida por el Gobierno vasco como una de las investigadoras más destacadas de los centros tecnológicos y centros de investigación cooperativa (CICs) vascos. Mediante un acto presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, el ejecutivo quiso subrayar el «trabajo, dedicación e ilusión» de la investigadora eibarresa y su contribución para que el centro tecnológico vasco sea «cada vez más excelente».

Igartua se mostró agradecida por el reconocimiento y subrayó que «ha sido un honor poder representar» en el evento tanto a IK4-Tekniker como a todas las empresas e instituciones que «han acompañado, apoyado y financiado al centro tecnológico en los proyectos de investigación» en los que había participado. «Estos proyectos nos han permitido consolidar en IK4-Tekniker a uno de los mejores laboratorios de Tribología en Europa», señaló la galardonada.

Tanto la investigadora de IK4-Tekniker como el resto del personal investigador han sido seleccionados en base a criterios de «excelencia, especialización y cercanía al mercado». La contribución de Igartua se considera fundamental a la hora de fomentar la «colaboración efectiva» entre distintos agentes, así como para crear «proyectos de calidad» en el ámbito de la I+D+i.

Miembro de la plantilla del centro de investigación Tekniker desde 1991, Igartua fue la primera doctora del centro, y durante 10 años ha estado al frente de la Unidad de Tribología, encargada del estudio de la fricción, desgaste y lubricación en componentes. En concreto, la tribología contribuye a incrementar la calidad y durabilidad de las superficies en contacto y estudia la compatibilidad de los componentes y su interacción con el entorno.

En este ámbito, la investigadora brilla al haber contribuido al desarrollo y fabricación de nuevas máquinas y procedimientos de ensayo tribológicos, con el objeto de implementar nuevos materiales y lubricantes para incrementar la vida de todos los elementos en 'movimiento relativo' (prótesis, rodamientos, engranajes, moldes, suelos, tejidos, juntas, etc.) simulando su durabilidad en diferentes medios agresivos (marino, alta temperatura, ultra alto vacío).

La mayor parte de estos equipos están actualmente activos en Tekniker, y otros han sido implementados en empresas industriales como Audi, Fagor Ederlan, Goizper y Mecauto. Hay que partir del dato de que un 30% del consumo mundial de energía se desperdicia en forma de calor debido a la fricción.

Desde junio del año 2017, la experta eibarresa en tribología está coordinando iniciativas de materiales y llevando la cosecretaría de la Plataforma Europea de materiales avanzados EUMAT. De hecho, Amaya Igartua ha participado, entre otros, en medio centenar de proyectos de ámbito europeo, así como en una veintena de iniciativas nacionales y regionales y otros 50 proyectos industriales, lo que ha permitido la transferencia del conocimiento y de los resultados obtenidos a la industria.

Tal y como destaca el centro eibarrés, «durante su periodo al frente de la Unidad de Tribología se han formado ocho nuevos doctores, aumentando el nivel científico de la plantilla».

El acto de econocimiento, el primero de estas características que organiza el Ejecutivo autonómico, consistió en un encuentro privado presidido por el lehendakari y la consejera, en el que, además del personal investigador y la familia, también participaron el director general y la directora de Tecnología de Tekniker, Alejandro Bengoa y Ana Aranzabe, respectivamente.

Temas

Eibar